Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Chelsea se rebela

Los de Ancelotti asaltan Old Trafford ante un United que echó en falta la pegada de Rooney.- Los 'Bues', nuevos líderes

Hierve la Premier y la hegemonía del Manchester United se tambalea. Después de tres años de incontestable dominio del equipo de Ferguson en Inglaterra, a los red devils se les escapa el cetro doméstico a tan sólo cinco jornadas para la conclusión del campeonato. El Chelsea, efervescente en las últimas jornadas, renacido gracias al impulso que le ha otorgado Carlo Ancelotti, arañó una valiosísima victoria en Old Trafford por 1-2 que le sitúa en lo alto de la tabla y que certifica un cambio de poderes en la recta final del torneo.

El partido arrancó con mucha fuerza. Ante la baja de Rooney, Ferguson delegó la responsabilidad goleadora en Berbatov, que ofreció mucha movilidad y generó buenos espacios para los jugadores de segunda línea como Scholes. El pelirrojo, timonel del United, tuvo que emplearse a fondo frente a la rocosa medular planteada por Ancelotti, que apostó de inicio por Mikel, Deco, Lampard y Malouda.

El puñal francés mantuvo un intenso pulso con Gary Neville, que en ocasiones defendió al límite del reglamento. No obstante, el veterano lateral no pudo frenar la incursión del galo en el minuto 19', cuando dribló a dos defensores en la banda, alcanzó la cal y puso un centro que remató exquisitamente Joe Cole con un sobrebio taconazo de espaldas a la portería.

El United, lejos de reaccionar, continuó arrinconado e intimidado en su parcela a la espera de que Scholes lanzase algún contragolpe. El medio no conectó con Park ni con Valencia, perdidos en duelos individuales con sus marcadores, y el Manchester cedió más metros a los que no logró sacar más partido el Chelsea. Entretanto, Neville siguió castigando los tobillos de Malouda, que agradeció la atención médica y la llegada del intermedio.

En el segundo acto el envite no perdió voltaje. El Chelsea no especuló con el marcador y salió en tromba en busca de otro zarpazo. Por ello, Ancelotti introdujo músculo con Ballack y Kalou y abrió una nueva fisura en su rival con la entrada de Drogba por Anelka, que mantuvo un bonito cuerpo a cuerpo con Vidic y Ferdinand. En apenas diez minutos sobre el césped, el marfileño refrendó su poderío con un latigazo, en posición irreglamentaria, ante el que nada pudo hacer el espigado Van der Saar.

Con el orgullo herido y un juego renqueante tras la segunda dentellada de los Blues, el United buscó la heroica. Ausentes los pesos pesados del Manchester, tuvo que ser el pueril Macheda, apoyado en una gran jugada de Nani, quien limase el marcador en el minuto 81'. La intentona llegó demasiado tarde. El Chelsea sostuvo la victoria y se marchó de Old Trafford con tres puntos que les guían al liderato y voltean la Premier.

Victoria del Arsenal

En el Emirates, el Arsenal comenzaba su andadura en este tramo final de la temporada sin su hombre clave, el capitán español Cesc Fábregas. Arsène Wenger tampoco contó con William Gallas ni con el ruso Andrei Arshavin. Los gunners tuvieron que esperar hasta el último suspiro de su duelo con los Wolves para que el suplente Bendtner salvara al Arsenal con un gol anotado en el último minuto de partido.

El Bolton Wanderers sucumbió en el Reebok Stadium ante el Aston Villa, con un único gol de Ashley Young para la plantilla de Birmingha; mientras que el maltrecho Portsmouth, anclado sin salvación en la cola de la general, contuvo al Blackburn Rovers en Fratton Park a un empate sin goles. El Stoke logró solventar como vencedor, por 2-0, su duelo en casa frente al Hull City mientras que dos goles de Darren Bent, y uno de Boudewijn Zenden dieron hoy la sorprendente victoria por 3-1 al Sunderland frente al Tottenham Hotspur, un club que luchaba contra los Black Cats desde la cuarta posición del torneo y que se queda a sólo dos puntos del Manchester City.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.