Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juego de primera

La Real Sociedad afianza su liderato tras ganar a un Levante acosado por los nervios

Mordiente y control. La Real Sociedad afianzó ayer su liderato en la carrera por el ascenso tras vencer a un Levante que había conseguido permanecer invicto en los últimos once partidos, incluido ese espectacular 6-1 frente al Nàstic. La presión que los txuri urdin ejercieron sobre el equipo granota, sobre todo en la primera parte, les desquició hasta el punto de ser incapaces de mantener el balón y no llegar a la portería rival por estar demasiado ocupados defendiéndose. Un gol del uruguayo Carlos Bueno ?el octavo de su temporada? y otro de Ansotegi a pase de Prieto, a dos minutos del final, dispararon la euforia en Anoeta. Un inesperado tanto de Zurutuza en el tiempo de descuento se tradujo en un gol average favorable a los de Lasarte, que sacan diez puntos al Levante en la clasificación.

REAL SOCIEDAD 3 - LEVANTE 1

Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Mikel González, Ansotegi, De la Bella; Rivas, Elustondo (Agirretxe, min. 87), Griezmann (Zurutuza, min. 69), Xabi Prieto, Aranburu (Jonathan, min. 83); Bueno.

Levante: Manu; Juanfran, Héctor Rodas, Ballesteros, Pau Cendrós; Iborra (Samuel, 68), Pallardó, Juanlu, Rubén Suárez, Jorge Pina (Xisco Nadal, min. 65); Javi Guerra (Jordá, min. 60)

Arbitro: Pino Zamorano. Expulsó a Ballesteros (m. 76), a Martín Lasarte y a los delegados de los dos equipos. Amonestó a Rivas, Iborra, Samuel, Juanfran y Pallardó.

Goles: 1-0, min. 28: Carlos Bueno. 1-1, min. 76: Juanlu. 2-1, min. 88: Ansotegi. 3-1, min. 90+4: Zurutuza

20.000 aficionados en Anoeta.

Los donostiarras dominaron la primera parte del encuentro tirando de pragmatismo y desplegando una gran efectividad en ataque por ambas bandas. Mientras, los valencianos, muy irregulares y acosados por los nervios, se afanaban en neutralizar el empuje de la Real, que a pesar de todo no acababa de crear ocasiones propicias para marcar. Bueno logró el gol que sirvió de revulsivo a los de Luis García Plaza.

Su mejor ocasión de empatar vino cuando Bravo no calibró bien su salida y un balón, a priori fácil, estuvo a punto de entrar en la portería de la mano de Javi Guerra.

En los siguientes minutos, se sucedieron las ocasiones para los donostiarras. Griezmann y Xabi Prieto, tan controlado por los valencianos que apenas se dejó sentir, tuvieron buenas ocasiones que sólo se quedaron en estéticos intentos. A esas alturas, el partido, muy vivo, estaba a punto de entrar en una vorágine de expulsiones, algunas poco comprensibles, y nervios a flor de piel.

El Levante empató, ya en la segunda parte, tras un dudoso penalti cometido por Diego Rivas y fallado por Samuel, aunque Juanlu supo aprovechar el rechace para marcar. Al poco, el árbitro, Pino Zamorano, expulsó a Ballesteros por un gesto inoportuno y después a los delegados de los dos equipos por un motivo similar.

El gol de Ansotegi, previo a la tensa expulsión de Martín Lasarte, fruto de la pasión con la que el uruguayo vive el fútbol, selló la victoria en la recta final del encuentro. Otro tanto de Zurutuza, quien gracias a la inferioridad numérica del Levante, campaba a sus anchas por el centro del campo, dieron a los donostiarras los tres puntos que le mantienen como líder.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.