MALLORCA 4 - ATLÉTICO 1

El Mallorca maltrata al Atlético

El cuadro de Manzano se mete en Liga de Campeones con una goleada al equipo rojiblanco

En un duelo con Europa como telón de fondo el Mallorca goleó y abrumó al Atlético . Jugó el equipo balear a un nivel inasequible para los rojiblancos, que ofrecieron su versión más mísera el día en que les exigía un golpe de autoridad para refrendar sus aspiraciones. El puñetazo sobre la mesa lo dio el Mallorca, con una victoria que le sitúa en puestos de Liga de Campeones a 11 jornadas del final del campeonato.

El Atlético arrancó con un parche improvisado en la alineación. A las bajas de Agüero y Simão por sanción, se sumó a última hora la de Tiago, que sufrió una sobrecarga en los isquiotibiales durante el calentamiento. Forzado a redibujar su centro del campo minutos antes del inicio, Quique Flores optó por Ibrahima y confinó a Jurado en la banda. Fuera por la ausencia del Kun o por la inesperada permuta táctica, el Atlético nunca dio señales de poder entrar en el partido, sobrepasado de inicio a fin por un Mallorca dominador y letal en el ataque.

Mallorca 4 - Atlético 1

Mallorca: Aouate; Mattioni, Rubén, Ramis, Corrales; Julio Álvarez, Mario Suárez, Borja Valero (Martí, m. 84), Castro; Víctor (Keita, m. 80) y Aduriz (Webó, m. 74). No utilizados: Lux; Josemi, Varela y Pezzolano.

Atlético: De Gea; Valera, Perea, Domínguez (Juanito, m. 46), Antonio López; Raúl García, Assunção (Camacho, m. 88), Ibrahima (Salvio, m. 56), Jurado; Reyes y Forlán. No utilizados: Asenjo; Pernía, Cabrera, Ujfalusi y Tiago.

Árbitro: Turienzo Álvarez. Expulsó a Raúl García por doble amarilla (m. 56). También amonestó a Domínguez y Borja Valero.

Goles: 1-0. M. 9. Víctor, de fuerte disparo tras recibir de Castro. 1-1. M. 26. Forlán desvía un remate de Jurado. 2-1. M. 27. Aduriz cabecea un pase de Víctor. 3-1. M. 86. Perea, en propia puerta. 4-1. M. 90. Volea de Mattioni desde la frontal del área.

13.796 espectadores en el Ono Estadi.

La pareja formada por Borja Valero y el ex atlético Mario Suárez mandó sin discusión en la media, donde a los madrileños la pelota no les duraba ni dos pases. Desde los costados, el Mallorca explotó el embrollo defensivo de su rival. El uruguayo Gonzalo Castro construyó la jugada del primer gol robando el balón y regateando por dos veces a Perea. Víctor recibió en el límite del área y se revolvió con insistencia para disparar con fuerza y ajustado al palo. La jugada se repitió en los minutos siguientes: cada vez remataba Víctor sin oposición, para desesperación de De Gea. El joven portero, que acabó goleado pero también salvó lo que pudo, se desgañitó durante todo el partido, quejándose con amargura del desbarajuste que tenía lugar ante su portería.

El Atlético halló alivio momentáneo en una jugada afortunada, una de las pocas en que Jurado viró hacia el interior. El gaditano intentó un disparo que Forlán desvió a la red, sorprendiendo a Aouate. Pero el Mallorca tardó menos de un minuto en encontrar otra vía de agua en la defensa atlética: Víctor elevó el balón para que Aduriz rematara de cabeza, ninguneando a su marcador. Tras el espejismo del empate, el Atlético volvió a quedar desfondado. Domínguez estuvo cerca de marcar ?le sacaron la pelota bajo los palos? y Forlán se enredó en un mano a mano frente a Aouate. Eso fue antes de que el castillo de naipes rojiblanco se viniera abajo definitivamente.

No tuvieron problemas los isleños para mantener el control del partido a lo largo de toda la segunda mitad, en que el Atlético se quedó con diez por la expulsión de Raúl García. Sólo Forlán se asomó aisladamente al área balear, en una fase en que el encuentro parecía pendiente de sentencia. Tocaba y tocaba, dominando sin esfuerzo el Mallorca. Se lo tomó con tanta calma que no se podía descartar la resurrección del Atlético, uno de esos fogonazos de última hora a los que viene recurriendo el equipo del Manzanares esta temporada. Pero no hubo caso. En el último suspiro, los de Gregorio Manzano consumaron la goleada. Perea culminó una actuación calamitosa rematando en propia puerta un saque de esquina y, a la salida de una falta, Mattioni descargó una impresionante volea directa a la escuadra. La candidatura del Mallorca a la Liga de Campeones es cosa seria.

Valero felicita a Aduriz por su gol.
Valero felicita a Aduriz por su gol.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción