Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Minibasket en Illunbe

El Lagun Aro sucumbre tras el descanso en un partido de ínfima anotación

No fue un partido de grandiosas defensas, sino de pobres ataques, que dieron por resultado un marcador un tanto insultante con el baloncesto. Al Cajasol sus 56 puntos le dieron la alegría de una nueva victoria que le sigue metiendo en la lucha por los play offs. Fue su consuelo, su único consuelo. Al Lagun Aro no hubo nada que le consolara. Sus 47 puntos sólo le condujeron al sonrojo y a la sexta derrota consecutiva de esta temporada. La caída libre sigue imparable, ayer materializada ante un Cajasol que fue capaz de dar la vuelta a un partido adverso que comenzó de forma lamentable para el conjunto sevillano.

El choque en ningún caso pasará a la historia del baloncesto de ataque porque los errores, muchos y algunos de bulto, cometidos por ambos equipos hicieron que los guarismos en la primera parte fueran más cercanos a un resultado de balonmano.

LAGUN ARO, 47; CAJASOL 56

Lagun Aro GBC: Sergio Sánchez (11), Panko (7), Ignerski (6), Doblas (6), Detrick (1) -equipo inicial-; Hopkins (2), Uriz (0), Miralles (6) y Barbour (8).

Cajasol: Ellis (5), Calloway (7), Savanovic (0), Kirksay (8), Rey (0) -equipo inicial-; Triguero (14), Cabanas, Satoransky (6), Sastre (0), Miso (14) y Radenovic (2).

Árbitros: Amorós, García González y Amorós. Eliminados: Doblas y Triguero

Unos 6.000 espectadores en el San Sebastián Arena 2016.

Los donostiarras acudían a la cita con muchos apuros clasificatorios y también Cajasol lo hacía con una mala estadística a domicilio que le ha llevado a perder sus cuatro salidas anteriores. Demasiados invonvenientes como para cocinar un buen partido de baloncesto.

La intensidad defensiva fue clara en las dos canastas y costaba mucho conseguir canastas, de forma que las diferencias fueron mínimas a partir del descanso porque hasta ese momento los donostiarras disfrutaron de su mayor renta con el 16-5 al final del primer cuarto. El equipo que entrena Joan Plaza no podía hacerlo peor, pero la mejoría de los sevillanos todavía tardó en llegar porque también en el segundo cuarto han mantenido los locales su dominio, gracias al buen hacer de su base Sergio Sánchez. El descanso frenó al Lagun Aro en la mimsa medida que corrigió al Cajasol que con Triguero y Calloway ofreció su mejor versión para desgastar las diferencias y llevar el empate al marcador en el minuto 29 (34-34).

Como suele ocurrir siempre que un equipo equilibra un encuentro que estaba muy complicado, empezó en el último cuarto un partido nuevo en el que Lagun Aro terminó por desfondarse y hundirse en el marcador ante la fortaleza física de los sevillanos. Una vez más prevalece el final sobre los buenos principios.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.