Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concurso de triples

Baskonia y Alicante convirtieron 27 canastas desde la línea de 6,25m

El Caja Laboral sumó ayer su décima victoria consecutiva tras deshacerse del Meridiano Alicante en un partido sin brillo y poca calidad donde lo más destacado fue el acierto de ambos equipos en los triples. Entre los dos equipos convirtieron 27 canastas desde los 6,25 y por momentos el partido parecía un concurso de lanzamientos desde la larga distancia. El Caja Laboral consiguió el mismo númeo de canastas de dos y de tres, y tiró más veces desde los 6,25 que desde el resto de posiciones. Los alicantinos también anotaron 12 triples de 25 intentos.

Cuando se aplicaron al resto de fundamentos del baloncesto el Caja Laboral sólo tuvo que recurrir a Splitter y Teletovic para despachar a sus rivales en un partido carente de intensidad. Splitter firmó una primera parte antológica con 19 puntos, nueve faltas recibidas y una puntuación de jugador de la jornada. Sin embargo, sufrió una lesión en el tobillo izquierdo al inicio del segundo tiempo que le obligó a ver el resto del partido desde el banquillo. El alcance de su lesión se determinará en las pruebas médicas de hoy.

CAJA LABORAL, 90; ALICANTE 75

Caja Laboral: Ribas (17), English (13), San Emeterio (5), Teletovic (15), Splitter (19) -cinco inicial-, Huertas (3), Herrmann (11) y, Eliyahu (7).

Alicante: Avdalovic (8), Urtasun (6), Stojic (10), Katelynas (13), Sow (4) -cinco inicial-, Cazorla, Rejón (4), Hill (11), Llompart (3), Andriuskevicius (8) y García (8).

Árbitros: Hierrezuelo, Guirao, Soto. Sin eliminados.

Unos 8.400 espectadores en el pabellón Fernando Buesa Arena de Vitoria.

Entonces surgió Mirza Teletovic para tomar el relevo y con los doce puntos en el segundo tiempo asegurar la victoria del Caja Laboral. English apareció también en momentos puntuales para aportar. Los dos equipos comenzaron con nula aplicación defensiva y alta efectividad desde el triple. El Caja Laboral recurrió al trabajo interior de Splitter que anotó doce puntos en el primer cuarto y se cobró dos personales a cada uno de sus defensores, Sow y Andriuskevicius.

El primer arreón serio del Caja Laboral, 14-2, entre el final del primer cuarto y el inicio del segundo sirvió para abrir una brecha de diez puntos, 35-25 minuto trece. Dos triples de Hill y dos canastas de Rejón y García adelantaron a los alicantinos, 36-37 que obligó a Ivanovic a poner de nuevo en pista a Splitter. Su sola presencia ya fue determinante para que el Caja Laboral llegara con ventaja al descanso, 46-42, jugando muy por debajo de su nivel como reflejaron las cinco faltas en los primeros veinte minutos y que los alicantinos no tuvieran que acercarse al tiro libre hasta el minuto 24. El tercer cuarto fue una prolongación de un baloncesto soporífero. Y entonces llegó la lesión de Splitter. Sin el pilar básico de su juego, el Caja Laboral pudo mantener la ventaja de la mano de Teletovic.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.