VELA | COPA DEL AMÉRICA

La juez 'obliga' a Alinghi y Oracle a navegar

El tribunal de Nueva York no estudiará la última demanda de los equipos hasta después de la competición, que comenzará el 8 de febrero

Para tranquilidad de las instituciones valencianas -Ayuntamiento y Generalitat- y del Gobierno central la Copa del América se celebrará a partir del próximo 8 de febrero, según lo previsto. Ningún enfrentamiento judicial más empañará el inicio de la competición náutica en aguas de Valencia. La jueza Kornreich, de Nueva York, que ya impulsó en su día la decisión de que las regatas se celebraran en la misma sede que la 32º edición, ha informado a los dos equipos, el Alinghi y el Oracle, de que no tomará ninguna decisión respecto de la legalidad de las velas con las que competirán los suizos antes de la prueba. De este modo, la lucha se traslada definitivamente de los tribunales al agua tras más de dos años y medio de litigio.

Más información
La organización de la Copa del América costará ocho millones de euros
Los barcos de la Copa del América regresan al agua

"Ha dicho que hay que navegar el 8 de febrero y que no habrá ninguna decisión ni ninguna vista oral antes de la regata", ha anunciado el dueño del Alinghi, Ernesto Bertarelli. Lo ha hecho esta tarde, tras la visita a la base de su equipo de los representantes públicos de las tres instituciones que integran el Consorcio de la Copa del América, que ha aprobado destinar a la cita 7,8 millones de euros. Allí, en la base del defensor del título, descansa ya la Jarra de las Cien Guineas, el trofeo que se podrá en juego en poco más de una semana y que cualquiera puede ver a partir de ahora.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que ha asistido junto al vicepresidente de la Generalitat, Vicente Rambla, y el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, ha ofrecido de nuevo la ciudad del Turia a Bertarelli -el mismo Bertarelli que prefirió Ras al Jaima a Valencia antes de que decidieran los tribunales- para que celebre la próxima edición de la Copa del América, a la que deberían incorporarse el resto de equipos que no han podido participar en esta 33ª edición, totalmente judicializada.

La novena y última demanda, pendiente de resolución judicial, la presentó el Oracle -el primero que llevó al Alinghi a los tribunales- por entender que las velas, de material estadounidense, no se ceñían al reglamento. El Alinghi contraatacó: su trimarán tampoco sería legal, apuntaron. Y la jueza ha dicho basta. Tomará una decisión cuando se hayan batido en duelo al mejor de tres regatas. De modo que, el vencedor en el agua podría perder el trofeo por decisión judicial.

El dueño del Alinghi, Ernesto Bertarelli, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, muestran la Jarra de las Cien Guineas junto al delegado del Gobierno, Ricardo Peralta (izquierda), y el consejero Vicente Rambla.
El dueño del Alinghi, Ernesto Bertarelli, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, muestran la Jarra de las Cien Guineas junto al delegado del Gobierno, Ricardo Peralta (izquierda), y el consejero Vicente Rambla.JOSÉ JORDÁN
El trofeo de la Copa del América, la Jarra de las Cien Guineas, se encuentra ya en la base del Allinghi. Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, acudió a visitar el trofeo al puerto de Valencia.Vídeo: VNEWS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS