Sufrir para ganar

La Real Sociedad derrota al Celta con un gol de cabeza de Nsue en un partido loco

La Real camina con paso firme su lucha hacia el ascenso a la Primera División. En Balaídos, en un campo de ingrato recuerdo y ante un combativo Celta, el conjunto realista logró la cuarta victoria lejos de San Sebastián. Un triunfo muy valioso en encuentro emocionante y disputado, con claras ocasiones de gol, pero con excesivo sufrimiento para el conjunto realista que le faltó sentenciar en el segundo tiempo tras el gol de cabeza de Nsue.

El encuentro comenzó bajo el dominio del balón y control en el juego por parte del Celta, bajo la batuta de su doble pareja de pivotes, con Bustos y López Garai, buscando el peligro de sus dos jóvenes atacantes Iago Aspas y Joselu. Lasarte optó por mantener el mismo sistema de juego, con un centro del campo, muy ofensivo, con el tridente Xabi Prieto, Griezmann y Nsue.

CELTA, 0; REAL SOCIEDAD, 1

Celta: Falcón, Roberto Lago, Jordi, Túñez, Hugo Mallo; Bustos,(Oriol, min.85) López Garai, Iago Aspas, Toni, (Botelho, min.67), Saulo (Trashorras, min.46) y Joselu.

Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Ansotegi, Labaka, Mikel González; Rivas, Elustondo,(Bergara, min.77), Xabi Prieto, Nsue, Griezmann (Sergio, min.73), Agirretxe (Bueno, min.63).

Goles: (0-1)M 59 Nsue.

Árbitro: Gregorio Bernarbé García (Colegio murciano). Expulsó a Iago Aspas por doble cartulina amarilla. Amonestó a los locales López Garai, Joselu, Jordi y a los realistas Ansotegi, Labaka.

11.053 espectadores en el estadio Balaídos.

Un remate de cabeza de Joselu, alto sobre la portería de Bravo, y un lanzamiento de falta de Iago Aspas desviado, fueron las primeras ocasiones del conjunto celeste. El Celta basaba su juego, en el futbol de toque, combinativo, pero sin crear peligro. A la Real, muy temerosa y titubeante, le costó sacudirse de la presión inicial de su rival. El equipo realista buscó su salida al contragolpe y buscando sus oportunidades en jugadas de estrategia. De esta manera, malgastó tres buenas ocasiones de gol, con dos remates de cabeza de Prieto y Ansotegi y un disparo de Nsue, que no tuvieron su premio en el marcador.

El primer periodo finalizó con el desacierto blanquiazul y en superioridad numérica, con la expulsión de Iago Aspas, que vio la segunda cartulina amarilla, por parte del colegiado murciano Bernabé García. Aspas, de forma ingenua e inocente, sacó anticipadamente una falta sin que el árbitro hubiera autorizado el lanzamiento.

En la reanudación, Eusebio Sacristán movió ficha con la entrada de Trashorras por el brasileño Saulo que no impidió el dominio en el juego por parte del conjunto realista. La expulsión de Aspas hizo mucho daño al equipo vigués que no supo encajar el golpe. Se agravó con el primer gol blanquiazul. Xabi Prieto desbordó por su banda derecha a su marcador Roberto Lago, con un perfecto centro del centrocampista donostiarra, que remató de cabeza de Nsue en el primer poste de la portería de Falcón. El centrocampista mallorquín, que regresaba al equipo titular, anotó su tercer gol en la presente temporada.

El partido enloqueció con la reacción y el empuje del Celta que plantó batalla, sin renunciar al empate. Mikel Labaka sacó desde la línea de gol, un balón envenenado de Joselu y el poste izquierdo de la portería Bravo repelió un remate de cabeza del propio delantero pontevedrés. El encuentro finalizó bajo el sufrimiento realista y la emoción por la incertidumbre del marcador con el delantero uruguayo Bueno que malogró otras dos buenas ocasiones para ampliar el resultado final.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50