FÚTBOL

Alemania rinde homenaje al fallecido Enke

La élite del deporte germano y 35.000 aficionados dan el último adiós al guardameta y se cancela el amistoso ante Chile

La Federación Alemana de Fútbol ha decidido cancelar el amistoso contra Chile, programado para el sábado, debido al suicidio del meta Robert Enke que ha sumido en la conmoción al fútbol germano. "Hace pocos minutos le hemos informado a la Federación Chilena de nuestro deseo de no jugar el partido. La respuesta merece mis respetos. Nos han dicho que ellos hubieran hecho lo mismo en nuestro caso", ha explicado el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Theo Zwanziger.

Enke no había sido convocado para el partido contra Chile pero se daba por segura su presencia en el equipo para el Mundial de Sudáfrica. El fallecido guardameta mantenía un particular duelo por la titularidad con René Adler. El meta del Hannover 96 se arrojó anoche a las vías del tren por motivos que no se han aclarado. Lo último que se conoce sobre los pasos de Enke ayer fue que se ejercitó por la mañana con sus compañeros del Hannover pero no acudió al entrenamiento de la tarde. La desgracia se cebó con el guardameta hace tres años, cuando perdió a su hija de dos años por problemas cardiacos. Después, cuando alcanzó la titularidad con la selección, un problema vírico le obligó a apartarse durante un tiempo. Aún así, el seleccionador alemán anunció que contaba con él para el Mundial de Suráfrica.

Más información

El Hannover 96 ha convocado para las 11:00 GMT una conferencia de prensa. En los alrededores del estadio del Hannover, muchos aficionados han encendido velas y dejado ofrendas de flores como homenaje al portero desaparecido.

El médico del meta cuenta su depresión

El meta sufría depresiones clínicas y había estado por primera vez en tratamiento en 2003, después de su paso por el Barcelona y el Fenerbahce Estambul que había generado en él un miedo patológico al fracaso. Es lo que ha revelado en una conferencia de prensa el médico que lo trató, Valentin Makser, que indicó que después de ese primer tratamiento había habido una recuperación, apoyada en parte por el éxito que tenía en el Hannover 96. "Luego, hace seis meses, Robert volvió a mi consultorio. Estaba sufriendo otra vez fases depresivas que incluso llegaron a apartarlo de algunos entrenamientos", ha contado el médico.

Sin embargo, en las últimas semanas parecía haber habido un proceso de recuperación, Enke había vuelto a entrenarse y a jugar y había estado otra vez en la portería del Hannover 96 en las últimas dos jornadas de la Bundesliga. El portero rechazó la posibilidad de internarse para someterse a un tratamiento más intenso y siempre se preocupó de que su caso no se conociese públicamente por miedo a perjudicar su futuro deportivo y también por temor a que la Oficina de Familia le quitara la custodia de su hija adoptiva Leila, de ocho meses de edad.

En una carta de despedida, según Makser, el jugador pidió disculpas a su familia y a quienes habían tratado su enfermedad por haberles ocultado en los últimos días su verdadero estado para poder adelantar sus planes de suicidio. "Incluso el día del suicidio me llamó y me aseguró que estaba mejor", dijo Makser.

El jugador de la selección alemana, Robert Enke, se suicidió ayer arrojándose a las vías de un tren.VNEWS

Lo más visto en...

Top 50