TENIS

Nadal: "Si se encubrió a Agassi me parece una falta de respeto a todos los jugadores"

El tenista mallorquín confía en que ya no se producen casos de dopaje y centra su atención en la Copa Masters y la Davis

Más que dañar su propia imagen, para Rafa Nadal la confesión que Andre Agassi realiza en sus memorias sobre su consumo de drogas durante su etapa como tenista profesional enturbia más el propio deporte. El número dos del mundo, contento tras haber recuperado la forma y alejarse de una etapa dura de lesiones, ha criticado la actitud de la ATP tras salir a la luz que la Organización conocía el caso de dopaje y cerró los ojos. "Lo único que puedo decir es que si en ese momento se encubrió a este jugador me parece una falta de respeto a todos los deportistas. A otros que han hecho lo mismo les han sancionado. Los tramposos tienen que ser sancionados y si Agassi fue uno de ellos tendría que haber sido sancionado", ha declarado el balear.

Más información
La ATP encubrió el dopaje de Agassi
Safin: "Agassi es completamente estúpido"

Agassi, en su libro biográfico "Open: An Autobiography", confiesa que consumió "cristal", una drogra sintética de metanfetamina, y que la ATP retiró una prueba de positivo después de enviar una carta a la institución en la que aseguraba que su ayudante, identificado como Slim, y no él, era el consumidor. Al parecer, el tenista norteamericano bebió de forma "accidental" uno de los refrescos de su ayudante, que contenían dicha sustancia, cosa que se contradice con lo expuesto en sus memorias.

La noticia ha sorprendido a Nadal, y aunque cree que esos casos son cosa del pasado, prefiere creer que ya no ocurren estos incidentes en el deporte. "Espero, deseo y quiero creer que nada de esto esté pasando actualmente. No puedo decir que estoy seguro al cien por cien, porque eso nadie lo sabe, pero pondría la mano en el fuego de que hoy en día no puede pasar algo así. Creo que tenemos un deporte limpio y yo quiero un deporte limpio", ha añadido Rafa.

Nadal reaparece tras su actuación en el Masters de Shanghai, donde perdió en la final ante el ruso Nikolay Davydenko. De allí regresó con mejores ánimos. Su físico ha mejorado. "Estoy feliz de entrenar con normalidad, que era algo que hacía mucho tiempo que no conseguía hacer", subraya el manacorí, para quien el principal objetivo en lo que queda de temporada es la final de la Copa Davis ante la República Checa que comenzará el 4 de noviembre en el Palau Sant Jordi de Barcelona. Para Nadal, la cita tiene un interés extra. El año pasado se perdió el duelo ante Argentina en Mar del Plata.

"Tenemos un equipo lo suficientemente bueno como para ganar el título", ha destacado Nadal, que no olvida las virtudes de su rival. "Son muy buenos", ha declarado el mallorquín, por lo que confía en sacar una buena renta el primer día para no complicar la final.

La cita en Barcelona llega tras un cruce de declaraciones sobre la adjudicación de la sede entre él y otros compañeros del equipo, algo que ya es pasado para Rafa. "El buen rollo es el mismo de siempre; la amistad va más allá de unas declaraciones", añade Nadal, que ha vuelto a decir que sus palabras "no fueron para criticar a nadie, sino para dar mi opinión. Yo creo que o no me expliqué bien o no me entendieron. Lo único que dije fue que nosotros debíamos preocuparnos en jugar y no en opinar. Este es un tema de la Federación española e internacional y no de los jugadores".

Antes de la final de la Copa Davis, Nadal disputará el París-Bercy y la Copa Másters en Londres, que arrancan el 7 y 22 de noviembre, respectivamente. A esta última acudirá con "mucha ilusión" y ha prometido que hará "todo lo posible para llegar bien", aunque ahora su "objetivo prioritario" es prepararse "bien" para París.

Por último, pese a la cercanía de puntos con el suizo Roger Federer, número uno del ranking, Nadal cree que todavía está lejos de recuperar el trono. "No estoy lejos en puntos, pero sí de conseguirlo porque me queda un fin de año difícil con los torneos que se presentan". Nadal, que considera que lo que va de su año deportivo ha sido "más complicado de lo esperado", pero que también está siendo "muy bueno", afirmó que "nunca" se ha marcado como objetivo ser número uno. "Yo voy semana a semana y si lo eres, lo eres. Lo que me importa es estar bien preparado para seguir ganando títulos", concluye.

El tenista mallorquín, momentos antes de recibir un premio al éxito deportivos y comportamiento cívico
El tenista mallorquín, momentos antes de recibir un premio al éxito deportivos y comportamiento cívicoEFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS