LUCHA FINAL POR LOS JUEGOS DE 2016

Obama: "Chicago y Estados Unidos harán al mundo sentirse orgulloso"

Discurso emotivo del matrimonio Obama ante los miembros del COI

Michelle y Barack Obama han elevado el tono emocional de la presentación de Chicago como candidata junto a Río, Tokio y Madrid : referencias personales, la ciudad multicultural, los valores olímpicos, y la proximidad. "Qué estén los juegos a pocas calles de mi casa familiar", pidió el presidente estadounidense.

La presentación, una hora larga, la primera de las cuatro que se verán hoy, ha incidido en sus tres videos en rostros de deportistas de base, de chavales cuyas pocas posibilidades de salir adelante eran canalizadas por entrar en un equipo deportivo. La esposa de Obama ha hablado de su infancia en la ciudad, de la enfermedad de su padre, afectado de esclerosis múltiple y cómo veía él el deporte como superación". "Y si yo tenía que encestar en una canasta, lo conseguía". Por eso ha pedido los Juegos no como primera dama o como nativa de Chicago, "sino como hija".

Más información

El presidente se ha empleado en sus ocho minutos de discurso con un tono personal con el relato de su juventud sin raíces y cómo encontró en Chicago una ciudad en la que anclarse hace 25 años, "una metrópoli con corazón de pequeña ciudad", donde trabajaban juntos personas de diferentes razas y orígenes. Y conectó esa idea con la del espíritu olímpico. "Una competición entre todas las naciones nos une, aunque sea durante unas semanas".

"Ha llegado el momento de los desafíos. Me presenté a la presidencia porque tenía la responsabilidad de cambiar el país", continuó. Llevó a la audiencia a una no muy lejana y fría noche, cuando miles de personas se concentraron en un parque de Chicago para celebrar su elección. " Les insto a que escojan a Chicago y América. Chicago y Estados Unidos harán al mundo sentirse orguloso".

Después del turno de preguntas, Obama fue quien terminó, en otro golpe de efecto tras una cuestión sobre cómo acogería Estados Unidos a los deportistas. "Uno de los legados sería recordar que Estados Unidos es un país abierto al mundo. La Casa Blanca apoya los Juegos, para que sean muy exitosos y que se vayan con la impresión de que hay gran diversidad de forma. Tendríamos familias que van a acoger a los deportistas. Nos vemos como el mundo. Uno de los legados sería el recobrar, el entender lo que son los Estados Unidos". Y se fue como llegó, siempre sonriente, estrechando manos, la de los miembros del COI de la primera fila.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha pedido hoy en Copenhague el apoyo a la candidatura de Chicago a albergar los Juegos Olímpicos de 2016. Durante la exposición de la ciudad estadounidense ante el COI, Obama ha finalizado su discurso con esta apelación: "Os pido que elijáis Chicago. Os pido que elijáis América. Y si lo hacéis y recorremos el camino juntos, os prometo esto: La ciudad de Chicago y los Estados Unidos de América os harán sentir orgullosos".AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50