Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ING se une a Mutua Madrileña y rescinde su contrato con Renault

Y son dos marcas las que se desvinculan de la escudería por el 'caso Singapur'

La primera en pegar un portazo a Renault debido a las contronversia del "caso Singapur" ha sido Mutua Madrileña, que se ha querido desvincular de la escudería para no verse mezclada en escándalo protagonizado por el equipo francés. Poco después ING se ha unido a la asegurada española y también ha roto relaciones con la el equipo de Fernando Alonso, aunque no con el español, al que seguirán apoyando. Los 'sponsors' castigan de esta manera a Renault por la imagen que ha dado este asunto turbio que ha terminado con Briattore lejos de la Fórmula Uno.

La compañía Mutua Madrileña ha comunicado en primer lugar a Renault F1 Team Limited la resolución anticipada de su contrato de patrocinio con la escudería una vez tenido conocimiento de la resolución de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), en la que concluye que miembros del equipo causaron de forma deliberada un accidente en el Gran Premio de Singapur de 2008 y se declara responsable de ello a Renault F1 Team, según ha informado hoy la compañía.

La aseguradora recuerda en su escrito al equipo Renault que su acuerdo de patrocinio establece claramente que la escudería "debe cumplir con todas las reglas y regulaciones de la FIA que obligan a Renault F1 en su condición de participante en los campeonatos del mundo", por lo que su "incumplimiento sustancial" lleva a Mutua a "rescindir unilateralmente y de forma inmediata el contrato". Sin embargo, la compañía presidida por Ignacio Garralda subrayó que esta rescisión no afecta al contrato de patrocinio de Mutua Madrileña con el piloto Fernando Alonso, "que sigue vigente".

Además, celebró que la FIA haya concluido que el piloto español no estuvo "de ninguna forma envuelto" en el incidente. Fernando Alonso no continuará la próxima temporada en Renault y todos los rumores le sitúan al volante de Ferrari. Mutua Madrileña considera que la conducta de personas relevantes del equipo "fue de extraordinaria gravedad y comprometió no solo la integridad del deporte, sino que puso en peligro la integridad física de espectadores, corredores y personal del circuito, todo lo cual puede afectar a la imagen, reputación y buen nombre de los patrocinadores de la escudería".

Además, subraya que una organización como Mutua Madrileña, cuya actividad principal es el seguro de automóviles y cuya imagen corporativa está vinculada a la seguridad del tráfico, a la integridad, las buenas prácticas automovilísticas y el cumplimiento normativo, "no puede seguir manteniendo el patrocinio de Renault F1 Team tras la sanción recibida y los motivos que la han provocado".

Retirada del logo de forma inmediata

Así, Mutua Madrileña ha exigido también la retirada a partir de ahora del nombre, logo y demás elementos identificativos de la compañía tanto de los coches de la escudería como de cualquier otro evento previsto en el acuerdo de patrocinio. De esta manera, esta medida debería tener efectos desde el próximo Gran Premio del Mundial de Fórmula 1, que tendrá lugar este fin de semana en Singapur. Mutua Madrileña firmó su contrato con la escudería Renault de Fórmula 1 a comienzos de 2008, sin embargo la aseguradora ya había anunciado que abandonaría este patrocinio el próximo año.

El contrato con la escudería vencía a finales de 2009 y tras éste, la compañía de seguros, que entró en el gran circo en 2005 coincidiendo con el primer título mundial del asturiano Fernando Alonso, había decidido poner fin a su relación contractual con el equipo.

ING se suma a Mutua Madrleña

El banco holandés ING ha informado de que suspende con efecto inmediato su acuerdo de patrocinio con el equipo Renault de Fórmula Uno, aunque, a través de su filial en España, seguirá apoyando personalmente al piloto Fernando Alonso. ING ha tomado esta decisión por el escándalo surgido al conocerse que en el Gran Premio de Singapur del año pasado el brasileño Nelson Piquet se accidentó intencionadamente para posibilitar el triunfo de de Alonso en el primer gran premio nocturno. Este escándalo acabó con una sanción de dos años, sin cumplimiento, a la escudería, y la inhabilitación de por vida del italiano Flavio Briatore.

A través de un comunicado, ING informa de que "a la luz de veredicto del Consejo Mundial de la FIA del 21 de septiembre tras os sucesos del Gran Premio de Singapur del 2008, ING pone fin a su contrato con Renault con efecto inmediato". "ING está profundamente decepcionada por estos acontecimientos, especialmente por haber sido un exitoso acuerdo de patrocinio", agrega el banco, que señala que además no va a renovar el contrato cuando acabe esta temporada. Fuentes de ING España han informado de que el acuerdo no afecta a Alonso, a quien seguirá apoyando como patrocinador personal. ING se une a la aseguradora Mutua Madrileña, que hoy también ha anunciado la rescisión de su contrato con el equipo Renault por el mismo motivo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.