Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | PREMIER

La FIFA prohíbe al Chelsea hacer fichajes durante un año

El club londinense, castigado por obligar a Kakuta a romper su contrato con su anterior equipo, ha anunciado que apelará la sanción

La Federación Internacional de Fútbol (FIFA) ha prohibido al Chelsea fichar jugadores, tanto ingleses como extranjeros, durante un periodo de un año debido a que el club inglés supuestamente obligó al futbolista Gael Kakuta, del Lens francés, a romper su contrato con su anterior club y fichar por el conjunto de Abramovich. De este modo, la sanción de la FIFA condena al equipo londinense a permanecer al margen en los dos próximos periodos de fichajes, en invierno y verano del año próximo.

La Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA ha publicado también la sanción que impone al futbolista francés Gaël Kakuta, que tendrá que pagar 780.000 euros de multa al Lens y estará cuatro meses sin jugar con el Chelsea, ya que es "solidariamente responsable", por romper el contrato que mantenía con el club galo. El club Lens presentó una demanda a la FIFA después de que el delantero Gaël Kakuta, de 18 años, incumpliese el contrato que mantenía con el conjunto francés cuando decidió aceptar la oferta de fichaje de su equipo actual, el Chelsea.

Según el Lens, el club inglés "incentivó" al jugador a que rompiese el contrato con el equipo francés, por lo que, con su demanda presentada en la FIFA, buscaba una compensación por parte del jugador y la imposición de sanciones deportivas tanto al futbolista como al Chelsea. La Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA ha anunciado su sentencia, con la que castiga al jugador y a su club, ya que considera que el futbolista "efectivamente" rompió el contrato y que el Chelsea le "incentivó". Respecto a las sanciones deportivas, el futbolista no podrá jugar durante cuatro meses en los partidos oficiales y el Chelsea tiene prohibido fichar a nuevos jugadores, ya sean nacionales o internacionales, durante los próximos dos periodos de mercado.

Por su parte el Chelsea ha anunciado en un comunicado que apelará "lo más duramente posible" la sanción de la FIFA. Según el club, la sanción no tiene "ningún precedente y es completamente desproporcionada". Además añade que no comentarán nada más hasta que no reciban por escrito el castigo de esta "arbitraria decisión".