BALONCESTO | REGAL BARCELON 85 - TAU 67

El Barça, mucho más fresco que el Tau

El conjunto azulgrana domina el tercer partido de la final gracias a las buenas rotaciones y la ayuda de un Tau que capituló al término del encuentro

A un paso del título se encuentra ya el Barça. No sólo eso, sino que la sensación que arroja esta final una vez cruzado su meridiano es que apunta con claridad hacia el color azulgrana. El tercer partido no sólo supuso su segunda victoria sino que tuvo la contundencia de los encuentros que dejan marca. Hecha jirones la igualdad reinante a mitad del tercer cuarto, el resto fue pura exhibición encabezada por un espectacular Ilyasova y apuntalada por la puntería de Basile, un prodigio de tirador que cuando coge la racha resulta devastador.

La palabra cansancio no entra en el diccionario de Ivanovic, el volcánico entrenador del Tau, pero por mucho que lo niegue, su equipo ha llegado a esta final muy mermado físicamente, más aún si lo comparamos con la exultante pujanza del Barça. Las lesiones que arrastran Splitter y Vidal explican en parte esta diferencia, pero tampoco el resto da la sensación de estar con las pilas cargadas. La diferencia entre ambos equipos resulta lógica consecuencia de la profundidad de su plantilla, pues mientras el banquillo blaugrana no tiene fin, la rotación del Tau es más bien limitada. Llegado el mes de Junio, con más de 60 partidos en las piernas, estas cosas se terminan pagando.

REGAL BARCELONA 85 - TAU 67

Regal Barcelona (17+23+20+25): Lakovic (6), Navarro (10), Basile (19), Santiago (2), Andersen (10) -cinco inicial-, Fran Vázquez (7), Grimau (7), Sada (5), Ilyasova (19), Trias (-) y Dedovic (-).

Tau Cerámica (18+15+16+18): Priogini (12), Rakocevic (10), McDonald (4), Mickeal (7), Teletovic (8) -cinco inicial- Splitter (9), Vidal (11), Lucas (-), Baldo (-) y San Emeterio (6).

Árbitros: Hierrezuelo, Pérez Pizarro y Jiménez. Sin eliminados.

Incidencias: tercer partido de la final de la Liga ACB, disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona ante 7.213 espectadores. El Barcelona cobra ventaja (2-1) y si gana el partido del próximo jueves (20.15 horas, Palau Blaugrana), será campeón.

Hasta que Ilyasova se convirtió en el brazo ejecutor, el encuentro fue una interesante búsqueda de los desequilibrios que se producían dependiendo de los quintetos en pista o las situaciones del juego. Así, Prigioni sufría por tener que defender en posiciones cercanas al aro y a Mickael le ocurría lo mismo persiguiendo a 7 metros del aro a un alero pequeño. Rakocevic y Navarro jugaban su encuentro particular y el partido iba poco a poco poniendo a cada uno en su sitio. Los peor parados, los hombres altos del Tau. Sin fuerza reboteadora ni intimidadora enfrente, poco a poco el martillo azulgrana fue minando la resistencia vitoriana hasta que el Tau hizo crack (59-47). A partir de ese momento, el Barça se dio un festín. Triples por doquier, bombas de Navarro, fluidez en su ataque, inclemencia en su defensa...

El jugador azulgrana defiende un balón ante la presión de Vidal
El jugador azulgrana defiende un balón ante la presión de VidalEFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50