Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Automovilismo | Fórmula Uno

Alonso: "No esperábamos que fuese tan bien"

El piloto asturiano, quinto en Montmeló, se felicita por la estrategia y la suerte en el gran premio de España

Alonso, satisfecho

El piloto español Fernando Alonso (Renault R29) se ha mostrado satisfecho hoy por el quinto puesto alcanzado en el GP de España, quinta prueba puntuable para el mundial de F1, y también porque la suerte no le ha sido esquiva como en otras carreras. "No esperábamos que fuese tan bien. Estoy bastante contento, pero es que se dieron circunstancias favorables. Adelanté a los dos Toyota al principio y después pude superar a Felipe Massa al final", relata el piloto asturiano.

El coche de seguridad volvió a salir hoy en Barcelona, pero Alonso no pensó que tendría la mala suerte que se le presentó en Sepang, cuando se le arruinó la carrera de salida por culpa de la lluvia y la neutralización de la carrera. "No íbamos tan ligeros de gasolina, ya que Brawn y Toyota repostaron antes", apuntó liberado Alonso, al reconocer que la salida del coche de seguridad en la primera vuelta, por un accidente en la primera curva, no le jugaría ninguna mala pasada. "La estrategia ha funcionado", sentenció.

Alonso, que con el quinto puesto suma cuatro puntos, ha reconocido que tuvo un problema cuando padeció un pinchado, lo que le obligó a entrar por el pit lane en la vuelta 41 en lugar de la 45, como estaba previsto. En el último tramo de la carrera, Alonso informó de que desde su equipo le estuvieron avisando durante unas veinte vueltas de que Felipe Massa tenía problemas y de que tirase con fuerza. Al final, Massa se quedó sin gasolina, la justa para pasar por la línea de meta, pero perdió el quinto lugar en beneficio de Fernando Alonso. Massa no pudo entrar con el bólido en boxes.

Mark Webber, aliviado

El piloto de Red Bull, tercero en el gran premio de España, estuvo a punto de echar fuera de la pista a Fernando Alonso (Renault) cuando éste intentó adelantarlo justo después de la salida del coche de seguridad, hecho que justificó alegando que si el español lo superaba le hubiese "destrozado" la carrera. El australiano tuvo opciones de adelantar a Barrichello al final, ya que se acercó a un segundo, pero aseguró que intentar esa acción era tomar "demasiados riesgos" por lo que decidió conformarse con la tercera plaza.

Este es el mejor resultado de Webber esta temporada, y le ha servido para conseguir "buenos puntos" para el equipo. "Felipe era el gran objetivo a superar porque parábamos en la misma vuelta, así que hicimos un segundo ''stint'' mega largo y gracias a una corrección en el coche nos acercamos. Era un reto, pero lo superamos y aunque los otros iban bien, nosotros tiramos fuerte y todo fue bien, es un gran día para el equipo", indicó.

Hamilton, deslizando de principio a fin

El piloto de McLaren se lamentó de las escasas prestaciones que le ofreció la aerodinámica hoy de su bólido, aunque tuvo una mayor preocupación antes cuando se vio en medio del accidente en la primera vuelta, que para su suerte no le afectó: "Estaba un poco preocupado por mis neumáticos tras haber pasado sobre todos los restos del accidente de la primera vuelta, pero todo salió bien".

"Fue una carrera dura y muy larga, y me costó mantener el coche en la pista. A veces parecía que corría sobre hielo, especialmente al final del segundo ''stint'' (periodo entre paradas en el garaje) cuando los neumáticos estaban acabados. También en el último ''stint'', cuando me quedé sin agarre en los neumáticos duros", añade el británico, que terminó doblado por el Brawn GP de Jenson Button. Curiosamente, el coche de su compatriota también porta motores Mercedes, un hecho que desde McLaren consideran una injusticia, al no entender cómo la matriz puede ser doblada por un equipo al que proveen logísticamente. "Como mínimo los de Brawn nos alegraron el día llevando el motor Mercedes al podium", se consuela Norbert Haug, director deportivo de Mercedes.

Button, impresionado

El británico de Brawn GP, ganador del Gran Premio de España, ha declarado al final de la carrera "que ganar en Barcelona", un circuito que siempre ha considerado "difícil", le da "mucha confianza para el resto de la temporada. "Pensábamos que tres paradas era la mejor estrategia y por eso pusimos poca gasolina en la clasificación de ayer. He hecho una buena salida, pero Barrichello parecía que volaba y me ha adelantado", comentó.

"Después de haber perdido el liderato y ante la posibilidad de quedarme tras Rosberg después de repostar, hemos decidido cambiar la táctica a dos paradas", explicó. "Es un sueño hecho realidad tal y como va la temporada, incluso cuando las cosas se ponen difíciles también estamos en condiciones de ganar. Cuando las cosas van bien, van bien y el año pasado cuando iban mal, iban mal", añadió. "Me siento en la cima del mundo en este momento. El equipo ha hecho un gran trabajo y con las modificaciones introducidas se puede ver que seguimos teniendo ventaja", aseguró Button

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.