Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | MASTERS DE ROMA

Verdasco no puede con Nadal

El número uno mundial se enfrentará en semifinales al chileno Fernando González.- Djokovic y Federer protagonizarán la otra semifinal

El español Rafael Nadal se ganó este viernes su pase a semifinales del Masters 1.000 de Roma tras derrotar por 6-3 y 6-3 a su compatriota Fernando Verdasco. Verdasco desplegó un muy buen tenis, sobre todo en el primer set, pero la paciencia de Nadal para elaborar los puntos y buscar el revés de su contrincante terminaron por decidir el partido.

El número uno del mundo se enfrentará al chileno Fernando González, que cerró la jornada en el Foro Itálico de Roma con una victoria sobre el argentino Juan Mónaco en tres sets, lo que le conviertió en el rival de Rafa Nadal en las semifinales. González, decimotercera raqueta mundial y semifinalista en el pasado Conde de Godó, perdió la primera manga ante Mónaco por 6-2, pero se recuperó y terminó agarrando la victoria en las mangas siguientes por 6-3 y 6-4.

En otro de los encuentros de semifinales, el suizo Roger Federer, el número dos del ranking de la ATP, se las verá con el serbio Novak Djokovic después de deshacerse este viernes del alemán Mischa Zverev por 6-7 (3-6) y 2-6 con un juego muy sólido. Zverev, número 76 del mundo, logró llegar hasta cuartos de final después de lograr un pase en la fase previa, pero no pudo con un Federer muy fuerte que se sintió bien tanto en el fondo de la pista como en la red.

En el primer set Federer no se dejó sorprender por la aparente solidez del alemán con su juego de saque y volea y logró ganar todos los juegos en los que tenía su servicio. Sin embargo, no lograba romper el saque de Zverev, muy concentrado y crecido cada vez que remataba una bola con una de las muchas voleas precisas que colocó en los ángulos de la pista del Estadio Pietrangeli.

El alemán nacido en Moscú trató de apretar al número dos del mundo y lo consiguió hasta forzar el desempate, con algunos tantos de mucho mérito que la grada aplaudió a rabiar. Pero en el "tie-break", Zverev despertó a un jugador que durante mucho tiempo fue el mejor del mundo, con un repertorio de golpes sin límite que el suizo no dudó en poner en práctica sobre la tierra batida de Roma. El segundo set fue un trámite, con Federer crecido y un Zverev incapaz, consciente de que su hazaña en el Masters 1.000 de Roma acabó cuando le tocó enfrentarse al suizo. Éste se enfrentará al serbio Novak Djokovic, tercero en el ránking de la ATP que ganó doblegar 6-3 y 6-4 a Juan Martín del Potro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.