Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACB | REAL MADRID 96 - CAI ZARAGOZA 66

El Real Madrid arrolla al CAI

El equipo de Joan Plaza vence con una gran aportación de Felipe Reyes bajo los aros

El Real Madrid puso fin a su particular maratón de siete partidos en quince días con una cómoda y merecida victoria ante un insulso CAI Zaragoza. La precaria condición física del Real Madrid al estar disputando el séptimo partido en quince días y la necesidad de victorias del CAI daba margen a la sorpresa, pero el equipo zaragozano no demostró hambre, ni ganas, ni prácticamente nada. La primera jugada del partido fue para el CAI, que agotó la posesión del balón ante la buena, no excelsa, defensa local. Fue una especie de premonición de lo que sería el resto del partido.

Los pívots del equipo maño, Woods y Zizic, eran más altos que los madridistas, Reyes y Massey, mientras que los escoltas y aleros locales, Mumbrú y Tomas, eran netamente de más estatura que los del equipo aragonés, Quinteros y Guerra. Reyes se llevó el gato al agua y Mumbrú y Tomas no plasmaron su superioridad, ni apenas intentaron jugar interior, como mandan los cánones del más elemental baloncesto. Massey, con un triple y un robo que acabó en contraataque, fue el principal artífice de un parcial de 12-0 del Real Madrid que puso el marcador en 17-6, en lo que pudo ser casi el final del partido. Pero el cansancio, desinterés, abulia, aburrimiento del equipo local permitió al CAI volverse a meter con un parcial de 2-10.

REAL MADRID 96 - CAI ZARAGOZA 66

Real Madrid (24+21+29+22): Reyes (21), Mumbrú (8), Massey (8), Llull (3) y Tomas (12) -equipo inicial-, Winston (8), Raúl López (8), Van den Spiegel (6), Bullock (10), Hervelle (10), Mirotic (2) y Santana.

CAI Zaragoza (20+13+24+9): Green (4), Quinteros (5), Woods (5), Zizic y Guerra (2) -equipo inicial-, Garcés (6), Lescano (16), Victoriano (6), Pérez (2), Phillip (15), Colom (2) y Arteaga (3).

Árbitros: Emilio Pérez, Juan Carlos García y David Soto. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima novena jornada de la Liga ACB disputado en el Palacio Vistalegre de Madrid ante unos 5.900 espectadores.

El Madrid dio la sensación de ser mejor equipo y de poder ganar cuando y como quisiera, cosa que no aprovechó. De esta misma opinión debió ser Joan Plaza cuando en el segundo cuarto y en medio del aburrimiento generalizado en pista y gradas dio entrada al montenegrino Nikola Mirotic (2,08 metros y 18 años), la gran perla y esperanza de la cantera madridista, en medio de una gran ovación. No fue una gran revolución en el juego, pero la joven promesa se fajó en defensa. Al descanso, entre bostezo y bostezo, se llegó con el marcador de 45-33.

Como el CAI no incordió demasiado, el Real Madrid se limitó a asegurar la victoria de la forma más cómoda posible, 57-39 en el minuto 24, 67-43 en el 26 y 74-57 al término del tercer cuarto. El cuarto periodo fue un mero y tedioso trámite a la espera del final y de la hora del aperitivo para los asistentes en Vistalegre. Los aficionados se entretuvieron en silbar los cambios de Plaza y a pedir que salieran los jóvenes. Santana salió a falta de tres minutos. Mirotic, a falta de dos.

Otros partidos de la jornada del domingo

El Ricoh Manresa venció (86-70) al ViveMenorca y sigue en el octavo puesto mientras que cuadro menorquín se mantiene como colista y se complica su permanencia en la máxima categoría en lo que fue el cierre de la vigésimo novena jornada de la ACB. Los manresanos, dirigidos por las 10 asistencias del base español Javi Rodríguez y liderados por los 20 puntos de Javier Bulfoni, comenzaron dominando el partido, pero no fue hasta el tercer cuarto, con un parcial de 27-18, cuando los catalanes se distanciaron en el marcador y sentenciaron el choque. Por su parte, los de Javier Imbroda suman 21 derrotas y siguen como colistas de la ACB. Destacaron Pooh Jeter que anotó 18 puntos y repartió 4 asistencias y el alero Mario Stojic que consiguió 14 puntos con cuatro de cinco en tiros de dos.

En el otro partido del domingo, el Alta Gestión Fuenlabrada dio un paso importante en su lucha por acceder a los play-off al lograr su decimotercer triunfo (73-78) de la temporada ante el Bruesa GBC, que se acerca peligrosamente a los puestos de descenso. Los pupilos de Pablo Laso fueron incapaces de aguantar la presión madrileña en los últimos compases del choque, tras haberlo liderado con autoridad durante buena parte del mismo. Sin embargo, el dominio en la pintura de Antonio Bueno (28 puntos) y los triples de Saúl Blanco (15 puntos) y Kristaps Valters (17 puntos). En los últimos minutos, el partido aciago de Bojan Popovic (menos tres en valoración) se hizo notar, ya que el acierto de Panko (12 puntos) desapareció para tragedia donostiarra. Brad Oleson, muy apagado desde los rumores de fichaje por el Real Madrid, resurgió para guiar a los suyos en unos últimos minutos brillantes y acabar con 13 puntos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.