Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA UNO

Ferrari prevé repetir sus problemas con el KERS

Pese a los fallos mecánicos, Felipe Massa ha conseguido el mejor registro de la jornada

El director técnico de la escudería Ferrari, Aldo Costa, ha augurado que en el futuro pueden repetirse los problemas que han tenido con el KERS y la caja de cambios en los entrenamientos de Bahrein, aunque se declara "satisfecho" con el trabajo realizado. "Podemos tener problemas como los que hemos tenido estos dos días con los nuevos componentes del KERS (Sistema de Recuperación de Energía Cinética) o con experimentos como los que hemos hecho con la caja de cambios. En cuanto al KERS, estamos satisfechos con lo que hemos visto, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer".

Fallos en el KERS obligaron a Kimi Raikkonen a permanecer durante horas en el garaje, pero el incidente sirvió al equipo para hacer experimentos de emergencia para el caso de un fallo de dicho sistema, y a su regreso a la pista el finlandés hizo el mejor tiempo. El brasileño Felipe Massa pudo hacer ayer muchos kilómetros con el F60 pese a tener problemas con la caja de cambios. "Tenemos que explotar todo lo que permiten las normas en relación con los test, sobre todo en materia de fiabilidad y desarrollo", ha explicado Costa.

MÁS INFORMACIÓN

En cuanto a la aerodinámica, Costa ha precisado que en los entrenamientos de Bahrein están utilizando una configuración estándar con pequeñas modificaciones. "La nueva configuración completa podremos verla en los próximos ensayos en Jerez y Barcelona, donde concluiremos la preparación para el Gran Premio de Australia".

Massa, primero

Pese a los problemas mecánicos, el brasileño Felipe Massa (Ferrari) ha marcado el mejor registro en la última jornada de entrenamientos en el circuito de Bahrein, superando a los alemanes Nick Heidfeld (BMW-Sauber) y Timo Glock (Toyota). El piloto suramericano ha firmado un tiempo de 1m32.162s y ha completado 113 vueltas sobre el trazado, aunque la mejor noticia para la escudería italiana ha sido la mejoría del monoplaza con el KERS, que había dado numerosos problemas durante las dos sesiones anteriores.

Tras el brasileño, el germano Nick Heidfeld, también con problemas mecánicos, marcó el segundo mejor tiempo (1m32.225s) por delante de su compatriota Timo Glock (Toyota), que sólo pudo completar 65 vueltas después de que los problemas hidráulicos de su monoplaza le hicieran abandonar precipitadamente la sesión.

Heidfeld niega haber pagado la superlicencia

El piloto alemán Nick Heidfeld (BMW-Sauber) ha declarado que él no es uno de los tres que, según el presidente de la FIA, Max Mosley, ya han pagado las superlicencias para poder competir en el Mundial de Fórmula uno 2009. La Asociación de Pilotos del Grand Prix (GPDA) pidió a sus miembros que no pagaran la superlicencia, en desacuerdo con la fuerte subida impuesta por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). "Yo no he pagado", ha asegurado Heidfeld al diario Gulf Daily News en Bahrein, donde participa en los entrenamientos en el circuito de Sakhir. El alemán ha precisado que la carta en la que la Asociación criticaba el fuerte aumento del precio de las superlicencias recoge exactamente su punto de vista sobre el asunto.

El pasado día 13, el presidente de la FIA, Max Mosley, publicó una carta en la que invitaba a los pilotos "que no quieran o no puedan" pagar la superlicencia a que abandonen la Fórmula uno y compitan "en otros campeonatos en los que se pueden ganar muy bien la vida". En la carta, remitida a todos los equipos de Fórmula uno y al patrón del Mundial, Bernie Ecclestone, Mosley ofrecía "varias alternativas" a los pilotos que no estén de acuerdo con el pago de las superlicencias, que para 2009 cuestan 10.400 euros.

El pasado año la subida del precio de las superlicencias fue de 1.725 a 10.000 euros, y éste la tarifa se ha incrementado hasta los 10.400 euros, mas 2.100 por cada punto conseguido y un seguro obligatorio de 2.720. La GPDA pidió a sus asociados que no abonen la superlicencia mientras continúa su negociación con la FOTA (Asociación de Equipos), y los pilotos llegaron a señalar la posibilidad de hacer una huelga para protestar por este "abusivo" incremento del precio. Mosley, aseguraba en su carta, está dispuesto a hablar del asunto con los pilotos pero a condición de que estos hagan públicos sus salarios, una información que considera imprescindible para negociar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información