Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO

El Real Madrid sufre para lograr su séptima victoria consecutiva

Los de Joan Plaza necesitan dos prórrogas para derrotar al Cajasol debido a una primera parte muy floja

El Real Madrid tuvo que recurrir a dos horas y media de intenso duelo y dos prórrogas para hacer claudicar por 92-95 al colista de la liga, un gran Cajasol que sólo en los últimos segundos se inclinó ante la solvencia blanca, liderada por un espléndido Louis Bullock, máximo anotador, con 26 puntos. Fue un gran encuentro, si acaso mejor que el de la primera vuelta, en el que ya en el primer cuarto la buena actitud defensiva y ofensiva de los locales les dio, tras un parcial de 12-0, la máxima ventaja del partido: 25-14, (m.11).

No obstante, la entrada de Llull animó las ideas madridistas ya que seis puntos suyos y otros tres triples de sus compañeros posibilitaron el cambio en el marcador (28-29, m.17) en plena crisis anotadora local. El regreso a la defensa zonal ordenado por Pedro Martínez, técnico local, devolvió el nervio defensivo al Cajasol y, de camino, el acierto, lo que condujo al liderato de los hispalenses (35-32) al descanso.

En la tercera manga, resurgió Felipe Reyes para devolver la ventaja al Real Madrid (42-43, m.26) y, luego, fue Bullock, con dos triples, quien mantuvo a los blancos (49-49, m.30), mientras que Milisavljevic y un formidable Xavi Rey daban el tono al Cajasol. El partido había crecido en intensidad e igualdad en el tercer cuarto y fue a más en el último, ya que los locales habían abierto un hueco de cuatro puntos (60-56), pero ocho tantos de Llull iluminaron a los madridistas para llegar a una prórroga que forzó Hervelle (71-71) a seis segundos para la bocina.

En el primer tiempo extra, dos triples de Bullock catapultaron al Real Madrid (78-82, a 1:30) a un triunfo que parecía cercano, pero el Cajasol igualó (82-82) y Milisavljevic tuvo incluso en el último segundo, el tiro de la victoria. Sin embargo, todo quedó para una segunda prórroga en la que el suspense fue máximo, otro triple de Bullock comenzó a desequilibrar (86-87, a 2:30), en el intercambio de tiros libres una falta pitada a Rey, en la lucha por un rebote, terminó de decidir y finalmente Ignerski, sin fortuna, tuvo en el último segundo la llave de una tercera prórroga.

Victorias cómodas para Barcelona, Pamesa y TAU

El Regal F.C. Barcelona no sufrió frente al CAI Zaragoza (78-85) para mantener la buena racha que lleva, que ha subido a 16 victorias de los últimos 18 partidos disputados, en un encuentro en el que fue siempre el dominador y en el que se mantuvo por delante con cómodas ventajas, ante un rival que quiso pero no pudo dar la sorpresa. El conjunto de Xavier Pascual no dio nunca al CAI la oportunidad de meterse en el partido y de luchar por la victoria, ya que las escasas ocasiones en las que los propietarios del terreno se acercaron en el marcador fueron contestadas por su oponente apretando el acelerador para volver a distanciarse con cierta comodidad.

El Pamesa Valencia consiguió una cómoda victoria (87-56) sobre el Vive Menorca en un partido en el que los locales siempre fueron por delante en el tanteador y en el que el equipo entrenado por Javier Imbroda, quien se estrenaba en el banquillo menorquín, nunca dio la impresión de poder optar al triunfo. El equipo valenciano, que encadena su cuarta victoria consecutiva entre la Liga ACB y la Eurocopa, se situó rápidamente por delante en el electrónico con un muy buen primer cuarto y se dedicó a administrar su renta en una segunda parte en la que dio incluso la impresión de rendir a medio gas.

El Tau amplía sus marcas y con la victoria ante el Bruesa, 95-69, alcanza las dieciséis victorias consecutivas en Liga, mejorando la racha de quince triunfos que estableció en la temporada 2004-05. Con el triunfo ante el Bruesa, el Tau culmina una vuelta entera sin perder y saldó ayer la cuenta pendiente que tenía con el único equipo que ha sido capaz de vencerle en la ACB.

El líder de la Liga volvió a demostrar el arsenal de recursos y, a pesar de la baja de Splitter, ayer empleó su banquillo para que el acierto de Vidal, San Emeterio y Barac fuera determinante a la hora de romper el partido. Lo intentó el Gruesa al principio y al final, pero fue entonces cuando la brecha del Tau se situó en los 30 puntos y el Bruesa terminó bajando los brazos. No se llegó a los cien puntos, pero la diferencia se quedó en los 26, 95-69.

Sufre el Granada

Una canasta del joven Pablo Aguilar a un segundo del final del partido ha dado hoy el triunfo al CB Granada en su visita al Iurbentia Bilbao Basket en La Casilla (69-70), una victoria que alimenta las ilusiones del equipo nazarí de meterse en las eliminatorias por el título. Por contra, para el conjunto bilbaíno esta derrota supone un serio revés de cara al mismo objetivo, que ambos tienen a dos encuentros, aunque con la ventaja del basket-average del lado granadino, que ha ganado en casa y en Bilbao.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.