Calderón no aguanta más

El presidente del Madrid sopesa dimitir o convocar elecciones anticipadas

Ramón Calderón comunicó ayer a sus directivos de confianza y a su entorno que no aguanta más la presión a la que está siendo sometido. Quiere poner punto y final a su mandato presidencial en el Madrid y está dudando entre dimitir o convocar elecciones anticipadas para el próximo junio, con la Liga ya terminada. El pasado miércoles, cuando compareció ante los medios de comunicación para admitir que hubo fraude en la asamblea del club del 7 de diciembre, en la que se aprobaron las cuentas, pero que la junta directiva y él lo desconocían, negó tajantemente la sola idea de dejar el cargo a medio camino. "Lo que estoy viviendo es un calvario, pero dimitir ahora sería de cobardes", proclamó.

Más información

Hasta ayer. Hasta que Mariano Rodriguez, Nanín el empleado despedido por considerársele responsable de infiltrar a personas no autorizadas en la asamblea insinuara en varias páginas webs que Calderón estaba al tanto de todo. También aseguró que nadie le echó y que fue él mismo quien presentó la dimisión sin conocer siquiera los resultados de la comisión de investigación interna. Nanín trabajó en la campaña electoral de Calderón en 2006 y éste, cuando ganó, agradeció públicamente el trabajo que había hecho. El club le invitó a quedarse y le contrató para el área social: se encargaba de tareas comerciales y de gestionar los palcos VIPS. En febrero de 2007, la juez Milagros Aparicio le llamó a declarar en el juicio sobre la supuesta manipulación del voto por correo. Siguió trabajando en una de las oficinas del Bernabéu y Calderón descartó tener relación con él. "Es que no le conozco de nada. Le habré visto cinco o seis veces en los dos últimos años", explicó el miércoles.

"La situación que está viviendo el presidente roza lo inhumano. Se está desgastando y la gente no sabe lo que es eso hasta que lo vive desde dentro. Quizá sea peor que el ambiente de la política porque en ésta, al menos, hay algo de corporativismo y se van ayudando entre ellos", comentan desde el entorno de Calderón. "Si dejara el cargo, lo entendería perfectamente porque es demasiado lo que está pasando con tantos ataques personales", añaden otras personas cercanas a él.

"Vosotros no sabéis lo que es estar al frente de este club. Preferiría trabajar en las minas o en las carreteras a 40 grados bajo el sol. Sería lo más cómodo para mí, pero no quiero abandonar el barco porque no tengo nada que ocultar", dijo Calderón el miércoles ante los medios. El caso es que la situación se ha hecho insostenible hasta para él.

Por otra parte, Luis Bárcena, el director del Área Social destituido por Calderón por ser el superior de Nanín, declaró ayer a este periódico que en la asamblea "se coló" gente no autorizada, pero por su propia iniciativa, desmintiendo así la versión del presidente, quien dijo que Nanín había reconocido "haber invitado a unos amigos suyos" pensando que eso le haría un favor.

"Lo que ha sucedido es lo que se ha dicho: unas personas han tenido acceso a la asamblea de motu propio con carnets de amigos o de familiares", afirmó Bárcena. ¿No eran invitados de Nanín? "Han entrado por su propia iniciativa. El que todos fueran amigos de Nanín es una casualidad", concluyó.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50