Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COPA DEL REY | ESPANYOL 1 - POLI EJIDO 0

Román y poco más

El centrocampista impulsa a un Espanyol descompensado para dar cuenta del Poli Ejido

Al Poli Ejido le faltó el gol y, por consiguiente, se quedó con las ganas de superar la eliminatoria frente al Espanyol, mejorado en ataque pero descuajeringado en defensa. Una rémora, en cualquier caso, que no crucificó al equipo blanquiazul porque el adversario, de Segunda B, careció de la suficiente iniciativa y la solvencia en el remate. Aguarda con resquemor el Espanyol al rival de la confrontación entre el Barça y el Atlético.

Mané permutó el 4-4-2 con dos medios centros al 4-4-2 en rombo. Un cambio sustancial porque durante un buen rato Román actuó de intermediario entre la media y la delantera. Hasta ahora, la zona de tres cuartos era exclusividad de De la Peña, futbolista de último pase. Román carece de esa habilidad prodigiosa para abrir las zagas adversarias. Pero tiene más pegada desde la frontal y llegada en las segundas jugadas. La otra variación en el esquema se produjo en los costados; se obviaron los extremos para dar cabida a un interior zurdo (Nené) y a un volante defensivo diestro (Ángel), para que el Espanyol potenciara el juego interior. Un acierto si se tiene en cuenta que el equipo carece de un delantero centro rematador; una artimaña provechosa porque Luis García emerge con los movimientos de entrelíneas, y Callejón despunta con las diagonales en la misma medida que se pierde en el área.

Espanyol 1 - Poli. Ejido 0

Espanyol: Cristian Álvarez; Sergio Sánchez, Torrejón, Pareja, Beranger; Ángel, Lola (Sielva, m. 46); Luis García, Román, Nené (Lacruz, m. 88); y Callejón (Valdo, m. 77). No utilizados: Ruiz y Jonathan.

: Razak; Gaitán, Charpenet, Torres, Gomis; Robles (Cascón, m. 82), Rico; Antoñito (Nakor, m. 77), Chico (Juan Díaz, m. 67), Juli; y Molina. No utilizados: Valerio y Juan López.

Gol: 1-0. M. 6. Román peina un córner, toca Robles y marca en propia puerta.

:Undiano Mallenco. Mostró la tarjeta amarilla a Ángel, Gaitán, Beranger, Nakor y Juan Díaz. Montjuïc. 4.325 espectadores.

El Poli, remilgado, pretendió jugar con el marcador de la ida (3-2) y abrocharse en el área para dejar a Molina como única referencia. Se le torció la apuesta al primer suspiro. Lo que tardó Román en marcar su gol a la salida de un córner. Así, exigido por el resultado, el Poli estiró las líneas y presionó arriba. Estratagema pragmática para anular al Espanyol. , con dificultades tremendas para sacar la pelota jugada desde atrás, pero solución insuficiente porque no encontró el gol merecido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.