Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COPA DEL REY | BETIS 1 - REAL UNIÓN 0

Se acabó el sueño

El Betis, con un gol y un juego plano, derrota a un Real Unión escaso de recursos

Se acabó. El sueño del Real Unión de Irún, de Segunda B y verdugo del Real Madrid en la Copa, vio su punto final ayer, en el Ruiz de Lopera. Apareció el Betis con las pilas cargadas para abalanzarse sobre el cuadro de Iñaki Alonso, sin recursos para frenar el avance bético. La victoria y el pase a cuartos de final cayó del lado de Paco Chaparro, que toma oxígeno en el banquillo bético, pese al juego plano que mostró su equipo.

Apenas habían calentado motores, y el Betis ya contaba con tres ocasiones en las que podía haber sentenciado la eliminatoria. Pero ni Damià, ni Xisco, ni Pavone, que envió el balón al lateral de la red, con la portería sin dueño tras marcharse de Otermin, dieron en el clavo. Dos de ellos no tardaron en resarcir su error. Un centro del delantero argentino, a pase del catalán, sobrevoló la defensa vasca para caer frente a Arzu, que adelantaba al Betis.

Betis 1 - Real Unión 0

Real Betis: Ricardo; Ilic, Juanito (Lima, m.81), Rivas, Fernando Vega; Arzu, Rivera; Damiá (M. Aurelio, m.70), Emaná, Xisco (Diego Segura, m.62), y Pavone.

Real Unión: Otermin; Larrainzar, Iglesias, Mendinueta, Carracedo; Salcedo (Eneko, m.69), Behobide (Aitor, m.67); Quero (Seguro, m.60), Juan Domínguez, Manu García, y Abasolo.

Gol: 1-0. m.22. Arzu.

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (c. madrileño). Mostró tarjeta amarilla a Mendinueta (m.31), Ruivera (m.38), Ilic (m.47), Abasolo (m.80).

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Manuel Ruiz de Lopera ante cerca de

20.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

Ni media hora le duró la batería al cuadro de Chaparro. El gol les adormeció, y dormidos regresaron del vestuario. El Real Unión aprovechó ese resquicio para colarse en la cueva de Ricardo. El meta portugués tuvo que estirarse para atajar un latigazo de Juan Domínguez. El aviso sirvió de acicate al Betis, temerososo de que el conjunto de Alonso renaciera de sus cenizas como ya hizo en el Santiago Bernabéu.

La entrada de Mehmet Aurelio cambió la cara del equipo verdiblanco, decidido a finiquitar las esperanzas del Real Unión. A diez minutos del final, Pavone picó suavemente un balón, pero una mano prodigiosa de Otermin logró mantener vivo el sueño del equipo vasco. Lo intentó tanto como pudo, pero las intervenciones de Ricardo en los estertores del encuentro no se lo permitieron.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.