Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | ABIERTO DE ESTADOS UNIDOS

Tommy Robredo salva la 'jornada negra' en el US Open

El catalán derrota a Tsonga (7-6(2), 6-2 y 6-3) y se medirá en octavos al vencedor del duelo Djokovic-Cilic tras la derrota de Verdasco y Almagro

El tenista catalán Tommy Robredo ha salvado una jornada nefasta para el tenis español en el Abierto de Estados Unidos, tras derrotar al francés Jo Wilfried Tsonga y certificar su pase a octavos de final del torneo neoyorquino. 7-6(2), 6-2 y 6-3 ha sido el resultado de un gran partido en el que el gerundense desplegó todo un arsenal de buen tenis basado en un buen servicio y bolas muy largas que dejaron sin recursos al rival galo. Sin iniciativa, Tsonga no fue aquel que derrotó a Rafa Nadal en Grand Slam australiano. Hoy tuvo que esforzarse, y cayó rendido ante la raqueta de Hostalric.

Tras comenzar el partido con un 'break', Robredo, el único español en pasar de ronda tras la eliminación ayer de Ferrer y hoy de Verdasco y Almagro, se complicó el primer set cuando cedió su servicio cuando estaba sacando para apuntarse la primera manga, aunque se rehizo en la muerte súbita donde jugó grandes puntos. En el segundo set, rompió en el cuarto juego el servicio del francés, que no estuvo tan acertado en esta faceta como en sus anteriores partidos ante Santiago Ventura y Carlos Moyá, y dio la puntilla al jugador de Le Mans con una nueva ruptura en el octavo para apuntarse el parcial por 6-2.

MÁS INFORMACIÓN

No bajó la intensidad Robredo en la tercera manga y con paciencia esperó su momento para volver a romper el servicio a Tsonga y apuntarse la victoria, tras poco más de dos horas de partido. En los octavos de final, Robredo se enfrentará al vencedor del partido entre el serbio Novak Djokovic y el croata Marin Cilic.

Como ha declarado después del partido, Robredo saltó a la pista neoyorquina con las ideas muy claras sobre cómo derrotar a Tsonga. "Tenía muy claro como jugarle desde el principio y he podido aguantar esa manera de jugar todo el partido, aunque también es cierto que él sale de una lesión larga y cuando se ha visto casi dos sets abajo ha hecho cosas que no tocaban".

Para su próximo partido, el catalán se confiesa motivado y dispuesto a ganar todos los partidos que no ha ganado esta temporada. No obstante, reconoce la dificultad, ya que la pista no es de las que más se adaptan al tenis español. "Parece que siempre tengamos que estar en las rondas finales y eso no es fácil y menos en una superficie como ésta que no es la que mejor se nos da. Aunque hayamos mejorado, hay otros que juegan mejor sobre ella. Cualquiera que llega a estas rondas es porque está jugando bien, aunque daremos todo en la pista para salir con una victoria", advierte Robredo.

¿Te gustaría ir al US Open? Planifica tu viaje a Estados Unidos con EL VIAJERO

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.