Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUEGOS OLÍMPICOS | TENIS

Federer se lleva el oro de dobles

El suizo gana junto con su compatriota Wawrinka la final de dobles

El suizo Roger Federer, gran aspirante al título olímpico en los Juegos Olímpicos, salió, por fin, con la medalla de oro colgada al cuello, pero en la modalidad de dobles, tras vencer junto a su compañero Stanislas Wawrinka en la final que disputaron a los suecos Thomas Johansson y Simon Aspellin (6-3, 6-4, 6-7 (4) y 6-3). Tras casi tres horas de partido los helvéticos superaron a sus adversarios. Federer lo celebró con ganas. Se abrazó y volteó por el suelo en cuanto cerraron el partido.

Está ávido de buenas nuevas el tenista de Basilea, que el lunes dejará de ser el rey del circuito individual después de cuatro años. Le dolió a Federer su eliminación prematura en Pekín, a manos de James Blake en cuartos de final. Son excesivos contratiempos para una raqueta de su trayectoria. Se volcó en el dobles y firmó, junto a Wawrinka, un torneo excelso. Entre los damnificados por su juego estuvieron, en semifinales, los hermanos estadounidenses Bob y Mike Bryan, primeros del circuito, que alcanzaron el bronce tras superar a los franceses Arnaud Clement y Michael Llodra.

Federer se hace humano

Federer, emocionado tras el triunfo, ha destacado tras conseguir el oro en la final de dobles junto a su compatriota Stanislas Wawrinka, la diferencia entre ganar torneos por parejas e individuales, en los que no tienes un compañero al que abrazar y con quien "compartir la victoria". "La cosa es que no puedo abrazar a un extraño cuando gano en individuales", lamenta Federer. "En individuales, estás solo en la pista. Ganas y te sientas. Es un momento bastante surrealista", ha explicado el tenista, que lo ha comparado con una celebración por parejas.

"Es una alegría compartir esta victoria con alquien con quien me llevo muy bien, con quien he compartido dos semanas, es bastante diferente a cualquier otra cosa que me haya pasado", ha querido diferenciar. El tenista, que portó la bandera suiza en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, se ha mostrado radiante tras la final. "Me dije a mí mismo que tenía que intentar hacer un gran segundo servicio porque sabía que lo tenía, si no tendré a Stanley en la red rematándolo él solo", ha bromeado.

Djokovic se consuela con el bronce

En el torneo individual la lucha por la medalla de bronce se jugaba hoy, y ha sido el tenista serbio Novak Djokovic, número tres del ranking ATP, el que se la ha llevado después de ganar (6-3 y 7-6(4)) al estadounidense James Blake en la final de consolación. Sólo 26 minutos necesitó Djokovic para ganar el primer set. Y es que ''Nole'' salió a la pista dispuesto a olvidar las lágrimas con las que se fue tras el partido que perdió en semifinales ante Rafa Nadal y, más centrado que ayer, pudo con Blake en el primer enfrentamiento entre ambos. El serbio, que ha recurrido a su mejor repertorio de saques y ha mejorado la derecha que le falló ante el español, ha aprovechado la oportunidad de rotura que le dio Blake en el cuarto juego del partido para anotarse un rapidísimo set en el que no se vieron casi intercambios de golpes. La segunda manga ha comenzado con las dos únicas posibilidades de rotura en un set que al final se ha decidido en la lotería del ''tie-break''.

En el primer juego la tuvo Djokovic, pero falló una bola fácil y después de dos buenos saques Blake mantuvo su servicio. Después, la oportunidad fue para un Blake motivado por la remontada del juego anterior, pero el estadounidense tampoco pudo materializar la ventaja ya que Djokovic lanzó tres saques magníficos con los que mantuvo el empate. Desde entonces, los dos tenistas no dieron tregua al rival con sólidos servicios y se llegó a la muerte súbita, en la que el anterior guión de saques ganadores ha dejado paso a largos e intensos intercambios de un lado a otro de la pista. Los dos jugadores se enzarzaron en un vibrante peloteo hasta que Blake mandó a la red una pelota que puso con ventaja de 5-4 a Djokovic y con la posibilidad de que el serbio terminase el partido con dos saques. Entonces ''Nole'' no ha fallado y, después de ganar su primer servicio con la suerte de su lado tras pasar una pelota que tocó la cinta, lanzó un potente saque con el que terminó el partido a la primera oportunidad, antes de acabar arrodillado en la pista y enjugar la decepción que le supuso quedar fuera de la lucha por el oro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.