Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUEGOS OLÍMPICOS | PROTESTAS

¿Sabe que a sólo 10 kilómetros de Pekín los presos políticos sufren inmensamente?

Un veterano disidente encarcelado pide a Rogge que visite su cárcel

El veterano disidente chino He Depu, que cumple una pena de prisión de ocho años, pidió al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, que lo visite para que compruebe en persona las duras condiciones en las que viven los prisioneros políticos del país.

"Cada vez que viene usted a Pekín y ve todos esos felices espectáculos, ¿sabe que a sólo 10 kilómetros de Pekín los presos políticos sufren inmensamente por el progreso de la sociedad y de la civilización humana?", dice He en una carta difundida hoy por la organización defensora de los derechos humanos con sede en Hong Kong Human Rights in China (HRIC). El activista, que participó en movimientos pro-democráticos como el de Tiananmen en 1989, recuerda al dirigente olímpico que espera que "cuando sea conveniente, venga una vez a la prisión número 2 de Pekín para ver cómo viven los presos, preste alguna atención a sus derechos humanos y compruebe si su ''catalítico'' ha hecho realmente algo bueno".

Hel alude al artículo escrito por el presidente del COI en 2007 titulado "Un catalítico, no una cura" en el que asegura que los JJOO sólo pueden ser un acicate del cambio y no una "panacea". Miembro del vetado Partido de la Democracia, He Depu participó en varios movimientos pro-democráticos desde finales de la década de los 70 y fue detenido en noviembre de 2002 tras firmar una carta abierta al decimosexto Congreso del Partido Comunista de China en la que abogaba por una reforma política. En noviembre de 2003 fue sentenciado a ocho años de prisión por

"incitar a la subversión del poder estatal", ambigua acusación de la que el Gobierno chino suele servirse para condenar a todos aquellos que se oponen a él. Según denunció HRIC, He, cuya salud ha sufrido un gran deterioro,

ha sido privado de visitas familiares después de quejarse del deterioro de las condiciones en la cárcel donde cumple condena. Su esposa ha denunciado que las autoridades carcelarias no le permiten seguir tratamiento médico alguno ni ser atendido fuera de la prisión.

La policía china impide protesta de activistas cristianos en Tiananmen

La Policía pequinesa impidió hoy que tres activistas estadounidenses efectuasen una vigilia en plena plaza de Tiananmen para exigir libertad religiosa en China, en la víspera de la inauguración de los Juegos Olímpicos. "Hemos venido aquí a denunciar los abusos de los derechos humanos por parte del Gobierno chino. Hemos venido aquí hoy para ser la voz de los que están en prisión por sus creencias religiosas", dijo Patrick Mahoney, director de la Coalición de Defensa Cristiana, citado por el diario de Hong Kong "South China Morning Post". Ante el Mausoleo de Mao Zedong, en pleno Tiananmen, fueron las pocas palabras que pudo decir el activista antes de que los agentes, que no detuvieron a los extranjeros, disolviesen la improvisada vigilia. "Estamos aquí para rezar en paz", dijo por su parte otro de los activistas mientras era sacado de la plaza, célebre en todo el mundo por la matanza de estudiantes pro-democráticos a manos del Ejército chino en 1989.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información