Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | EUROCOPA

Ultras alemanes increpan a seguidores polacos con insultos nazis

La policía alemana colabora con la austriaca para evitar nuevos brotes de violencia

El fantasma de la violencia planea sobre la Eurocopa cuando tan sólo se lleva jugado dos jornadas del torneo. La policía austriaca ha detenido este domingo a alrededor de cien aficionados alemanes en la ciudad de Klagenfurt momentos antes de que comenzara el partido entre Alemania y Polonia, del Grupo B. Al parecer, los seguidores teutones fueron arrestados cuando merodeaban por las calles céntricas de la localidad austriaca profiriendo gritos y cánticos con alusiones nazis contra los aficionados polacos. Estos incidentes se suman a los ocurridos ayer, que también acabaron con alemanes en las dependencias policiales.

Según fuentes policiales, unos 60 aficionados radicales germanos empezaron a proferir gritos contra los polacos que recordaban la época de los nazis y después se unieron a más manifestantes, hasta que la policía detuvo finalmente a un centenar de hinchas.

Los ultras pronunciaron frases como "Todos los polacos deben llevar una estrella amarilla" en alusión a este símbolo que fueron obligados a llevar los judíos durante la ocupación nazi en Polonia, en 1939.

La policía austriaca cuenta con la ayuda de la alemana en previsión de posibles incidentes entre ambas aficiones, como ya ocurriera en la ciudad germana de Dormuntd en el pasado Mundial de Alemania de 2006.

Durante el partido, el ambiente también se caldeó enormemente en la "milla de los aficionados" de Klagenfurt después de que Podolski marcara el primer tanto alemán contra Polonia en el minuto 20, cuando alemanes y polacos volvieron a enfrentarse verbalmente.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.