Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | ROLAND GARROS

Federer: "Nadal ha sido más fuerte que yo. Más que nunca"

El número uno del mundo explica que "Rafa juega mejor que antes" aunque recuerda que el Wimbledom llega su turno

El suizo Roger Federer ha encajado su derrota en la final de Roland Garros como casi siempre, deseando ver cuanto antes el verde color de la hierba de Wimbledon y lanzando un nuevo reto: "volveré a intentarlo el próximo año" en París. "Esto se ha terminado, no estoy aquí para analizar el partido", ha dicho Federer en tono decepcionado en la conferencia de prensa. "Rafa ha ganado y ya está. En mi caso sé que es muy difícil pero hay que creer", ha añadido respecto a su convicción de que algún día ganará en la capital francesa. "La clave ha sido la forma en la que él ha jugado. Cuando ataca es mortal prácticamente, tiene un nivel de juego muy elevado, y yo no he podido estar a ese nivel. Había mucha presión para mi, y también para él, pero jugar así y ganar demuestra lo gran campeón que es".

"Sigue siendo muy ofensivo, y su movilidad en arcilla es mejor que la de los demás. Juega a dos manos desde el fondo y tiene mucha ventaja por eso, una gran ventaja. En su vida normal es diestro pero en la cancha es zurdo. Mentalmente es muy fuerte, y cuando juega lo hace a las líneas, no se le puede pedir más. Además nunca ha perdido en Roland Garros y eso una ventaja psicológica", ha explicado el número uno. "Él no juega como antes", ha analizado Roger, "ahora, no puedo atacar su derecha, resta mejor que en el pasado, ha mejorado y es más difícil aún. Yo he intentado entrar en un combate físico y he visto que era muy difícil. Ha sido mas fuerte que yo, más que nunca", ha admitido Federer.

"Mentalmente me voy positivo, porque tuve una pequeña oportunidad en el segundo set", ha expresado Federer, "ahora vamos a la segunda parte de esta temporada, sobre hierba, y espero que allí sea mejor, pero desde luego no te dan ganas de jugar contra Rafa mañana mismo", ha bromeado el suizo, "pero sigo creyendo que tengo la mentalidad para ganarle". Federer cree que ahora llega su turno de venganza en la Catedral. "Allí le he ganado en otras ocasiones y no veo porqué no pueda hacerlo de nuevo. No he perdido en césped desde hace casi seis años, me siento muy fuerte allí", ha advertido el número uno, que espera recuperar su juego en Halle (Alemania) y luego, evidentemente en Wimbledon. "El torneo ha sido bueno para mi, y me voy pensando que lo he intentado todo, pero Rafa ha sido el mejor hoy", ha vuelto a reconocer el suizo que ha admitido que durante el partido se dio cuenta que estaba destinado a perder. "No es fácil perder así, en la pista uno se da cuenta de que no va a ganar".

El número uno del mundo termina esta parte de la temporada intentando inyectarse dosis de positividad. "La segunda parte de la temporada me motiva, es un desafío, un reto pero confío en que sea mejor que la primera, por eso quiero ir a la hierba ahora y ver qué pasa. La tierra se ha acabado".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.