Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO | GIRO DE ITALIA

Riccò le arrebata la victoria a Bettini

El corredor del Saunier Duval consigue su segunda victoria de etapa en esta edición del Giro

El italiano Ricardo Riccò, del Saunier Duval, logró su segunda victoria parcial en el Giro'08 al imponerse en la octava etapa, disputada entre Rivisondoli y Tivoli, sobre 208 kilómetros, al superar en el esprint a su compatriota Paolo Bettini (Quick Step).

Riccò, que ya había ganado en la segunda etapa, rubricó el magnífico trabajo de su equipo, que había colaborado con el de Bettini para echar abajo la escapada del día. Ambos se jugaron el triunfo en los últimos metros de la subida a la ciudadela de Tívoli y venció el corredor del Saunier Duval por un escaso margen de diferencia respecto al campeón mundial y olímpico.

El también italiano Giovanni Visconti, del Quick Step, consiguió mantener el jersey rosa de líder, mientras que el español Alberto Contador, último ganador del Tour de Francia, no pudo evitar una de las caídas del día y pudo seguir sin aparentes consecuencias importantes. La etapa estaba llamada a ser una gran oportunidad para Bettini, uno de los ídolos del deporte italiano que guardaba la vigilia para la resolución del título futbolístico.

Y los mejores ciclistas italianos del momento no defraudaron, porque fueron protagonistas estelares de la jornada en los kilómetros de la verdad. La etapa estuvo marcada por la escapada desde el kilómetro 42 de un quinteto formado por Alessandro Spezialetti (LPR Brakes), Mathieu Perget (Caisse d'Epargne), Adam Hansen (High Road), Fortunato Baliani (CSF Group Navigare) y Daniele Nardello (Serramenti PVC).

Como ninguno era peligroso para la lucha por la general, el grupo dispuso del consentimiento del pelotón para abrir hueco, de más de seis minutos incluso. Pero el Saunier Duval y el Quick Step lo tenían claro. Tenían en Riccò e incluso en Leonardo Piepoli -el primero- y en Bettini -el segundo- grandes opciones de ganar la etapa. Por lo tanto, ambas escuadras no lo dudaron y comenzaron a trabajar para no permitir al quinteto ampliar su ventaja y poco a poco para reducirla.

Se impuso un ritmo de caza paulatino, segundo y el paso de los kilómetros, como suele ocurrir en este tipo de situaciones, fue mermando las fuerzas de los fugados y por tanto las diferencias. El australiano Hansen, campeón nacional de contrarreloj, quiso resistirse al empuje del pelotón y a falta de trece kilómetros se marchó en solitario sin que sus compañeros aceptasen el órdago. Encomiable su esfuerzo, pero inútil a la postre, porque fue absorbido sin remisión.

Contador, conducido por Toni Colom, tomó posiciones en las primeras rampas que llevaban a la meta, clara señal del intento del control del Astana, previo al del Gerolsteiner para David Rebellin, pero Leonardo Piepoli fue el encargado de preparar a la perfección la llega da Riccò. Ni siquiera un espectacular demarraje del último ganador del Giro, Danilo di Luca, a quien poco antes se le veía llegando a la cola del pelotón junto a sus compañeros, evitó que Riccò perdiera el sitio para jugarse el triunfo en un cerrado esprint con Bettini, que en esta ocasión no pudo con su compatriota, en tanto que Rebellin se tuvo que conformar con la tercera posición.

En definitiva, nueva demostración de la ambición del Saunier Duval y del buen estado de Ricardo Riccò, un día más -con susto- en el rodaje de Contador y jornada en la que Visconti incluso aumentó a 34 segundos su ventaja sobre el alemán Matthias Russ.

Este domingo se disputará la novena etapa, entre Civitavecchia y San Vincenzo, con 218 kilómetros de recorrido, víspera de la primera jornada de descanso que dará paso a la contrarreloj entre Pesaro y Urbino del martes (39,4 km) en la que sin ir más lejos el Astana podrá comprobar quién va a ser realmente su líder en la prueba dada la cercanía de tiempos entre Contador y el alemán Andreas Kloden.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.