Sánchez Vicario: "Si es la solución, yo no tengo problema en irme"

El capitán del equipo español de Copa Davis ha charlado con los lectores

La próxima semifinal de la Copa Davis ante Estados Unidos ha despertado una guerra entre la Federación de Tenis, que ha elegido Madrid como sede, y los tenistas del equipo nacional, que preferían jugar a nivel del mar. El capitán del equipo español, Emilio Sánchez Vicario, ha charlado este lunes con los lectores de ELPAIS.com para aclarar su posición ante esta polémica y ha dejado la puerta a una posible dimisión al frente del combinado nacional. "Si esa es la solución, yo no tengo problema en irme".

El ex tenista ha explicado que, a juicio de los tenistas, disputar la eliminatoria ante EE.UU. en Madrid "no perjudica a España, pero potencia a los americanos e iguala la eliminatoria", dada la altura de este emplazamiento, que favorece los saques de los norteamericanos. Por eso, habían pedido a la Federación ?que se comprometió a tener en cuenta su opinión- jugar en otros lugares a nivel del mar, como Benidorm o Gijón. "En Madrid", ha dicho, "nuestras opciones de triunfar se reducen".

Esta semana, el Master Series de Hamburgo en juego

Más información

Sánchez-Vicario ha dejado entrever que la elección final de la sede se ha basado en factores "políticos" y tal vez "económicos", mientras que "la parte deportiva no ha contado nada". "Nuestra batalla con los políticos la hemos perdido", ha admitido, "ahora tenemos que jugar".

El capitán del equipo nacional ha añadido que, en estos momentos, hay "una pérdida de confianza mutua" entre él mismo y el presidente de la Federación, Pedro Muñoz. "Él es responsable de esta situación que él asumió públicamente, por lo tanto es también quien la tiene que arreglar. Creo que está en ello, pero no lo tiene fácil". "No puedo pedir su dimisión porque no le voto", ha concluido.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50