Crónica:ACB | Iurbentia Bilbao 89 - Ricoh Manresa 77Crónica
i

El Iurbentia se asegura la fase final y un billete europeo

El equipo de Txus Vidorreta sigue imparable

El Iurbentia Bilbao Basket se ha asegurado hoy su clasificación para las eliminatorias por el título liguero y la participación la próxima temporada en una competición europea imponiéndose al Ricoh Manresa en La Casilla por 89-77 en un partido más igualado y peleado de lo que ha indicado su marcador final.

El equipo de Txus Vidorreta ha puesto hoy la segunda guinda a un curso ya histórico para el baloncesto bilbaíno y vizcaíno, en el que también ha llegado a jugar la Copa del Rey y ha estado codeándose con los mejores de la considerada segunda mejor liga del mundo.

Como hoy el éxito se esperaba, una vez que ha terminado no parecía que ni aficionados ni equipo le cogiesen el punto a la merecida celebración, pero unos y otros se fueron animando y al final hicieron lo que corresponde, en el caso de la plantilla los ''manteos'' correspondientes y bailes de los que han echado mano toda la temporada para celebrar los, muchas veces inesperados, triunfos.

El Iurbentia a Europa

De todos modos, el Iurbentia ha tenido que certificar lo que ya casi tenía logrado con un buen partido ante un rival que llegaba a Bilbao prácticamente salvado, pero ni mucho menos de vacaciones. Así, los de Jaume Ponsarnau le han puesto en muchos problemas al equipo bilbaíno durante los tres primeros cuartos de la mano de un acertadísimo Rafa Martínez (21 puntos y 25 de valoración) y un trabajo de equipo encomiable del resto de jugadores.

Pero, cuando aparecieron las estrellas locales el encuentro se ladeó definitivamente hacia donde apuntaban los pronósticos. Lo escoró Javi Salgado con ocho puntos seguidos al inicio del tercer cuarto para avisar que su equipo no quería dejar machar la deseada victoria; y lo volcaron entre Marcelinho Huertas y Quincy Lewis en unos diez minutos finales arrolladores. El brasileño acabó con 26 de valoración y el estadounidense con una incidencia en el resultado final más explicada con sus 15 puntos finales que con el no demasiado clarificador 17 de valoración. Uno asistía y anotaba, y el otro reboteaba, trabajaba y anotaba desde cualquier lugar de la cancha.

En cuanto al desarrollo del marcador, un arreón local tras la primera canasta visitante (9-2) anunciaba un partido diferente al que se vio, ya que el Manresa pronto dejó claro que quería competir. Así, fue recuperándose para coger el mando del choque ya al final del primer cuarto (18-23, 23-25) e incluso abrir una buena brecha a minuto y medio del descanso (31-41).

Pero hasta ahí llegó su gasolina y hasta ahí le dejó hacer el Iurbentia, que recortó rápido seis puntos y avisó al comienzo del tercer cuarto que su intención era seguir imbatido en su cancha en los partido de las matinales dominicales. Entonces, el marcador llegó a reflejar hasta en dos ocasiones una máxima ventaja bilbaína de 16 puntos (85-69 y 89-73) para acabar el choque 89-77.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50