Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

Contador podrá correr el Tour de Francia si cambia de equipo

El equipo Astana no ha sido invitado a la prueba por el escándalo del dopaje en 2007

El vigente campeón del Tour de Francia, el español Alberto Contador, podrá defender su maillot amarillo en la próxima edición de la ronda gala solamente "si encuentra nuevo equipo". El director de la prueba, Christian Prudhomme, ha señalado que el veto de participación en el Tour 2008 es únicamente para el equipo Astana y no para el español, que podrá participar si viste otros colores. "No es una decisión contra el corredor, sino que se ha excluido al equipo", declara Prudhomme tras la duda sobre la participación del vigente campeón en la prueba de este año.

La empresa ASO, organizadora de la prueba más prestigiosa del mundo, ha impedido la presencia del Astana, y en consecuencia, y en un primer momento la presencia de Contador en el Tour ha quedado en el aire. Hace dos días, el español declaraba que "no contemplo la posibilidad de no correr el Tour de Francia", a la vez que se mostraba "muy ilusionado" con el trazado de la edición de este año.

Christian Prudhomme ha recalcado que si Contador se ha visto afectado "no es por gusto", sino porque en el equipo kazako "hay una repetición del fraude". "Si Contador fichara por otro equipo podría competir en el Tour", ha precisado el directivo, que ha adelantado que de aquí a finales de mes se conocerán los nombres de los equipos seleccionados para participar en la carrera. También ha explicado que para comunicar la noticia envió un mensaje de texto por móvil a Alberto Contador y que habló por teléfono con el director del Astana, el belga Johan Bruyneel, que manifestó su descontento.

El ciclista madrileño tiene previsto realizar una exhaustiva preparación que incluye la París-Niza (organizada también por ASO), la Lieja-Bastogne-Lieja o la Dauphiné Liberé, entre otras, para encarrilar su segundo asalto a los Campos Elíseos. Contador, la nueva joya del ciclismo español, aseguraba que "el ciclismo está un poco loco al estar muy perseguido. Es diferente al de otras épocas, pero no se puede dar marcha atrás y a mí, como a otros, me ha tocado esta fase en la que el ciclismo está dañado. Hay que lavar la imagen y estoy a favor de todo para luchar contra el dopaje. Me he puesto a disposición de los responsables que encabezan la cruzada antidopaje. No me siento perseguido en ese aspecto", recalcaba hace días el corredor español.

El Giro de Italia, otra de las carreras más emblemáticas, ya había anunciado que Astana no participaría en la gran ronda italiana. El equipo, dirigido por el ex corredor Johann Bryunnel, ofreció una mala imagen el año pasado con el positivo del kazajo Alexander Vinokúrov -que posteriormente sería despedido- y la retirada en bloque del Tour por el escándalo del dopaje. No obstante, el cuadro de Bruyneel ha experimentado una profunda renovación de su estructura deportiva y sus servicios médicos, además de invertir 460.000 euros en medidas antidopaje.

Posible perdón

No obstante, ASO tendrá en cuenta los esfuerzos que pueda hacer la formación este año para acabar con los escándalos y sospechas y podrá plantearse su aceptación para temporadas ulteriores. La exclusión del equipo que dirige Bruyneel "es una decisión del Tour de Francia" que no se ha coordinado con las otras grandes rondas ciclistas, la Vuelta a España y el Giro de Italia, ha indicado Prudhomme al ser preguntado por si había habido coordinación. "Tenemos la voluntad y el deber de proteger el Tour de Francia, este monumento del ciclismo", ha justificado antes de subrayar que "el ciclismo debe recuperar su credibilidad.

Tampoco se tomó la decisión de acuerdo con el Gobierno francés, pero éste "sabe lo que hacemos", y de hecho intentó una conciliación con la Unión Ciclista Internacional (UCI), con la que el Tour de Francia no ha discutido. Preguntado sobre si la puesta en marcha del pasaporte biológico no hubiera debido servir para hacer borrón y cuenta nueva este año, como habían propuesto algunos actores del ciclismo, reconoció que este dispositivo "es muy importante".

Pero aunque constituye "un paso adelante" gracias a la implicación de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y del Gobierno francés en su aplicación, "no es una panacea, sino un elemento más", concluye.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.