Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | REAL MADRID 1 - O OS BELENENSES

El Real Madrid de Schuster empieza como terminó el de Capello

Robinho resolvió en el último instante y llevó a su equipo a la final, que disputará contra el Deportivo

El Real Madrid debutó en España con un gris encuentro (1-0) ante Os Belenenses, en el trofeo Teresa Herrera. El brasileño Robinho resolvió en el último instante para llevar a su equipo a la final, en la que se enfrentará al Deportivo de La Coruña.

Tras seis años de ausencia, el conjunto blanco participó nuevamente en el Teresa Herrera después de su gris pretemporada europea, en la que Hannover 96 y PSV Eindhoven le endosaron las primeras derrotas de la etapa de Bernd Schuster. El campeón de Liga aprovechó el torneo gallego para poner sobre el tapete de Riazor un once que muy similar al que alineará el próximo sábado ante el Sevilla en el primer partido de la Supercopa de España.

Con las lesiones de Van Nistelrooy e Higuaín, el internacional argentino Javier Saviola acompañó al capitán Raúl en la delantera, en tanto que Balboa y Robinho trataron de aportar, con diferente resultado, profundidad a las bandas. El brasileño fue el mayor incordio del equipo de Schuster, pero su peligro fue desaprovechado por sus compañeros, a los que les faltó resolución en las jugadas de ataque porque tanto Raúl como Saviola perdonaron ante la meta de Marco.

El panorama no fue mucho mejor en defensa (la quinta diferente del técnico alemán esta pretemporada), que dio facilidades a los portugueses para disparar desde la frontal del área de un excelente Casillas. Salvado en defensa por el de siempre, en ataque el Real Madrid pudo desequilibrar el partido con dos saques de esquina rematados de cabeza por Raúl y el portugués Pepe, pero el primero se marchó a escasos centímetros del larguero de Marco y el segundo fue atajado por el cancerbero luso.

No mejoró la situación en el segundo mitad

Ni siquiera con la entrada de Soldado, que dejó en el banquillo a Saviola, ni tampoco con la del brasileño Baptista, uno de los que tienen abierta la puerta de salida y que en Riazor sentó a Balboa, mejoró el equipo de Schuster. El Real Madrid fue un equipo sin orden, con todos los jugadores ofreciéndose en la línea de tres cuartos de ataque pero sin capacidad para encontrar espacios en la férrea defensa de los portugueses, inquietados únicamente por un flojo disparo de Raúl a los cinco minutos de la reanudación.

Llevaron más peligro los lusos al área de Casillas, que respondió con los puños a un disparo de José Pedro desde fuera del área y no tuvo necesidad de emplearse ante un remate de cabeza de Mendonca que salió alto. Las pocas ideas del Real Madrid y la falta de puntería de Os Belenenses conducía el partido a la tanda de penaltis, pero Robinho cambió el pronóstico con la ayuda del portero del equipo luso, que vio como el disparo del brasileño se le colaba por debajo de las piernas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.