CICLISMO | DOPAJE

"La carrera de Landis no puede depender de suposiciones"

Dos expertos en materia antidopaje cuestionan la validez de las pruebas contra el estadounidense

Se reanudaron las sesiones de testimonios en el arbitraje por el caso de dopaje del ciclista estadounidense Floyd Landis y dos expertos han cuestionado la validez de las pruebas realizadas por el laboratorio francés. "Lo siento muchísimo, pero si de la evidencia depende la vida de alguien y su carrera también no debes actuar en función de suposiciones", ha declarado el alemán Wolfram Meier-Augenstein, un experto en prueba similares a las que le hicieron a Landis y que dieron positivo al consumo de testosterona sintética.

Más información
Dopaje con la hormona sintética EPO
Un compañero de Ullrich confiesa haber consumido EPO

Landis cuestiona como muy pobres los métodos que se conocen técnicamente como "cromatografías" y que fueron los utilizados para conocer los resultados que dieron positivos en las muestras de orina que le fueron recogidas después de la decimoséptima etapa del Tour de Francia. Meier-Augenstein comparó el proceso de valorar los datos recibidos bajo el sistema anterior, como si se disparase a un pez metido en un barril lleno de agua.

Los abogados de Landis han proporcionado datos que muestran estar muy lejos de los estándares que establece la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, siglas en inglés). También cuestionaron el sistema que la USADA utiliza para descubrir a los que hacen trampa con el consumo de sustancias prohibidas y Meier-Augenstein reiteró que aunque sea para encontrar a los culpables, hasta que no se demuestren que lo son deben tener una audiencia justa y con datos que puedan ser probados.

Por su parte John Amory, un endocrinólogo de la Universidad de Washington, que formó parte varias veces del panel de expertos en la revisión de los casos presentados a la USADA, primer paso que siguen los atletas que han dado positivo para defender su caso, dijo que el caso de Landis no tenía sentido para él. "Inicialmente, cuando vi los documentos comprobé que el caso no tenía sentido para mí, porque pensé que había irregularidades en la manera en que se tomaron las muestras y luego con los resultados", señaló Amory, que habló de las grandes fluctuaciones que se dieron en los niveles de testosterona sintética a epitesosterona.

El Tribunal de Arbitraje que juzga el caso de Landis tendrá que decidir sobre la suerte del campeón estadounidense, que de confirmar su dopaje sería sancionado con dos años de suspensión y desposeído del título del pasado Tour de Francia. Lo que sí quedó bien probado fue que el ex encargado de negocios de Landis, Will Geoghegan, trata por todos los medios de evitar más daño a la imagen del ciclista estadounidense. Geoghegan asumió que es el único responsable de la llamada de amenaza que hizo al tres veces campeón del Tour de Francia Greg LeMond, para que diese testimonio.

Geoghegan amenazó a LeMond con hacer público el secreto que le confesó a Landis, que se refería a los abusos sexuales sufridos por parte de un tío suyo cuando tenía seis años. LeMond no sólo ofreció su testimonio, sino que además se enfrentó a Geoghegan y calificó sus acciones y las del equipo de asesores de Landis como "vergonzosas" y sin ningún tipo de "clase", pero que descubrían el otro lado oscuro del último campeón del Tour de Francia. Landis durante su testimonio el pasado sábado negó que tuviese conocimiento de lo que había hecho Geoghegan y que calificó como un "grave problema" para su imagen.

Después de haber sido despedido de inmediato por los abogados de Landis ante la denuncia de LeMond, ahora Geoghegan ha decidido entrar en un "programa de rehabilitación" para superar sus problemas. La noticia fue dada a conocer por un comunicado del propio equipo de Landis y su nuevo encargado de negocios, Brent Kay, quien reiteró los sentimientos de condena del campeón del Tour de Francia por las acciones de Geoghegan, pero le desean la mejor de la suerte para que pueda superar sus problemas.

Floyd Landis, durante una de las sesiones
Floyd Landis, durante una de las sesionesREUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS