Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

McEwen gana el primer sprint y Di Luca es el nuevo líder

Di Luca arrebata a su compañero Enrico Gasparotto la 'maglia rosa'

El australiano Robbie McEwen (Lotto Predictor) se adjudicó hoy al sprint la segunda etapa del 90 Giro de Italia en cerrada lucha con los italianos Paolo Bettini y Alessandro Petacchi, que le escoltaron en el podio, mientras que Danilo Di Luca arrebató la "maglia" rosa de líder a su compañero de equipo Enrico Gasparotto.

La segunda etapa discurrió entre las ciudades sardas de Tempio Pausania y Bosa, sobre un recorrido de 205 kilómetros. Di Luca (Liquigas) arrebató a su compañero Enrico Gasparotto, implicado en una caída a 1.300 metros de la meta, la "maglia" rosa de líder que éste había conquistado con la victoria de su equipo en la contrarreloj inaugural de la ronda italiana.

La jornada tuvo una sola escapada importante. Un quinteto formado por Frédéric Bessy (Cofidis), auro Facci (Quickstep), SimoneMasciarelli (Acqua & Sapone), Pavel Brutt (Tinkoff) y Arnaud Labbe (Bouygues Telecom) protagonizó, a partir del km.25, la primera fuga, cuando el termómetro marcaba 24 grados y soplaba una ligera brisa. Las diferencias entre el primer líder, Enrico Gasparotto, y su jefe de filas en el Liquigas, Danilo Di Luca, que le recriminó no haberle cedido el primer puesto al cruzar la meta en la contrarreloj por equipos del sábado, parecían resueltas al comienzo de la etapa. "Hemos hablado y todo está zanjado", dijo Di Luca.

El Liquigas, con tres hombres al frente del grupo, controlaba la escapada, que a 60 kilómetros de la meta tenía una ventaja inferior a los cuatro minutos que auguraba una llegada al esprint para Fabian Cancellara (CSC), Alessandro Petacchi (Milram), Danilo Napolitano (Lampre), Thor Hushovd (Crédit Agricole), Robbie McEwen (Predictor-Lotto) y Paolo Bettini (Quickstep), además del propio líder Gasparotto. Labbe perdió contacto con sus compañeros de fuga camino del puerto de montaña de Villanova Monteleone, a 50 km. de meta, y poco después Masciarelli también cedió. Para entonces la ventaja sobre el pelotón, del que seguía tirando el equipo del líder con la ayuda del Euskaltel-Euskadi, había caído por debajo de los tres minutos.

Al paso por la ex colonia griega de Montresta, a 25 de la llegada, el pelotón estaba a minuto y medio del trío delantero. Una caída del español Aketza Peña (Euskaltel-Euskadi) alteró brevemente la marcha del grupo pero se reincorporó sin problemas pese a los aparatosos rasguños que presentaba en la zona lumbar. A 20 km. de meta el ruso Pavel Brutt atacó a sus compañeros de fuga, que no respondieron, pero el pelotón, a 45 segundos en pleno descenso hacia Bosa, no consintió que prosperase la aventura. El italiano Emanuele Sella saltó del grupo y cazó a Brutt en un breve repecho, a 7 km. del final. A continuación saltó el español Pablo Lastras pero fue rápidamente neutralizado. Bettini se puso en cabeza a 50 metros de la línea, pero McEwen surgió con enorme potencia y derrotó con claridad al campeón del mundo, que a su vez superó a su compatriota Alessandro Petacchi. A punto de entrar en el último kilómetro se produjo una última caída en la que el italiano Andrea Tonti (Quickstep) llevó la peor parte, aunque también se vieron involucrados Manuele Mori (Saunier Duval) y Charles Wegelius (Liquigas).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.