Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UEFA | ESPANYOL 3 - BENFICA 2

El Espanyol no pone la puntilla

El equipo blanquiazul desperdicia tres goles a favor y termina pidiendo la hora ante un combativo Benfica

Victoria con sabor agridulce para el Espanyol, que, en pocos minutos, pasó de dominar por tres a cero a tener una renta mínima para el encuentro de vuelta ante el Benfica, que se disputará el jueves que viene en el estadio de Da Luz. El técnico del Espanyol, Ernesto Valverde, apostó por su once de gala, dada la magnitud del encuentro y el prestigio del adversario, y se decidió por Raúl Tamudo en lugar del máximo goleador de la competición, el uruguayo Walter Pandiani, titular habitual en la Copa de la UEFA.

Los blanquiazules atosigaron al Benfica en los primeros minutos y Albert Riera fue el encargado de liderar las primeras embestidas. Los portugueses, por su parte, se encomendaron a la movilidad de sus tres atacantes -Derlei, Nuno Gomes y Simao-, bien controlados por los defensas españolistas. El planteamiento de Ernesto Valverde tuvo su premio al cuarto de hora. Luis García recogió un balón por la banda derecha, asistió magistralmente a Tamudo, quien superó a los dos centrales con un sensacional autopase y batió con toda la calma y clase del mundo al portero Quim. Ahogados Karagounis y Petit por el excelente trabajo en la medular de Moisés Hurtado, el Benfica se sintió incómodo sobre el terreno de juego. Esta situación la aprovechó el conjunto 'perico' para seguir creando peligro y en una contra muy bien llevada por Tamudo, Riera logró el segundo con la colaboración del defensa luso Nelson.

Tan mal lo vio el entrenador del cuadro portugués que decidió dar entrada al veterano Rui Costa para intentar tener más presencia en el centro del campo. El cambió espoleó al conjunto lisboeta que encadenó tres claras ocasiones de gol en el tramo final de la primera mitad -Simao, Nuno Gomes y Petit-, aunque Iraizoz respondió con meritorias intervenciones. El Benfica salió más entonado en la segunda mitad y metió al Espanyol en su campo. Parecía que el gol portugués estaba al caer, pero una jugada iniciada por Riera desde su campo fue aprovechada por Pandiani para marcar el tercer gol de los suyos, el décimo en su cuenta particular en la UEFA.

Empuje portugués

Con una renta tan jugosa el choque parecía sentenciado, pero el equipo luso aguó la fiesta a los 'pericos' en cuatro minutos. Primero fue Nuno Gomes quien marcó a pase de Miccoli, y luego, Simao, en una jugada individual, batió a Iraizoz después de que su remate rebotara en Moisés Hurtado. Pudo ser aún peor para el Espanyol si Miccoli o Karagounis hubiesen acertado en sendos remates. También Ito y Pandiani tuvieron dos buenas oportunidades para marcar el cuarto, pero nadie atinó a cambiar el marcador. Renta mínima al final para el Espanyol, que deberá sufrir en la vuelta si quiere alcanzar las semifinales de esta Copa de la UEFA.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.