NATACIÓN | MUNDIAL DE MELBOURNE

Phelps traspasa los límites

El estadounidense bate su propio récord mundial de 200m estilos

Inalcanzable. El estadounidense Michael Phelps ha pulverizado su propio récord de los 200 estilos al dejarlo en 1m54,98s, 86 centésimas menos que su anterior plusmarca. La anterior del nadador de Baltimore era de 1m55,84s y lo había conseguido el 20 de agosto de 2006 en Victoria (Canadá). El estadounidense, que lleva cuatro medallas de oro en los Campeonatos del Mundo que se celebran en Melbourne, está cada vez más cerca del mítico Mark Spitz, ganador de siete medallas de oro en los Juegos de Múnich 72.

Más información

Tras el nadador de Baltimore se ha clasificado su compatriota Ryan Lochte, con 1m56,19s, medallista de bronce en Montreal 2005, y en tercer lugar lo hizo el húngaro Laszlo Cseh, campeón de Europa con 1m56,92s, en Budapest. Phelps no tuvo más rival que el crono y su récord del pasado verano y dominó la prueba de los cuatro estilos desde el principio. Además, la proximidad de Lochte tras el último giro hizo que todavía apretara más en los últimos 50 metros, los de estilo libre.

El nadador se ha colgado en Melbourne la medalla de oro en 4x100m libre, en 200m libre, batiendo la marca del australiano Ian Thorpe, y ayer consiguió rebajar su propia plusmarca en 200m mariposa. Phelps, de 21 años, aspira en los presentes campeonatos a conseguir ocho oros. De momento, ya lleva cuatro.

Más récords estadounidenses

La americana Leila Vaziri ha igualado su mejor marca mundial conseguida ayer mismo en las semifinales de los 50 metros espalda con 28.16s para proclamarse campeona del mundo de la distancia. Vaziri ha superado a la bielorrusa Aliaksandra Herasimenia y las australiana Tayliah Zimmer por treinta y treinta y cuatro centésimas, respectivamente. La australiana Jessicah Schipper se ha proclamado campeona del mundo de 200 metros mariposa y dio una nueva medalla a su país en la lucha que mantiene su equipo con las estadounidenses por la hegemonía de la natación femenina.

Schipper esta vez pudo en una emocionante carrera con la estadounidense Kimberley Vanderberg y la polaca Otylia Jedrzejczak, campeona del mundo y de Europa, y puso al pública del Rod Laver Arena de pie para llevarla a la meta por delante de sus rivales. Schipper, plata en Montreal por detrás de Jedrzejczak, ha hecho 2m06,39s por 2m06,71s de la americana y 2m 06,90s de la polaca.

El japonés Kosuke Kitajima se ha aprovechado de que su máximo rival por la supremacía de la braza, el estadounidense Brendan Hansen, campeón del mundo en Montreal, se encuentra enfermo para imponerse en las semifinales del doble hectómetro de este estilo. El nipón, campeón olímpico, nadó en tiempo de mejor registro mundial para superar a Brenton Rickard, de Australia, y a Paolo Bossini, de Italia, pero cedió la final con una marca de 2m 10,30s por 2m 11,41s de sus dos principales rivales en la final de mañana. La velocista norteamericana Natalie Coughlin había batido anteriormente el récord de los campeonatos en los 100 metros libre, en las semifinales, para obtener el mejor tiempo de cara a la final por delante de la australiana Lisbeth Lenton y de la alemana Britta Steffen. La nadadora ha parado el crono en 53,40s por 53,85s de la de la oceánica y 54,05s de la europea. Lenton precisamente tenía la mejor marca de los campeonatos desde el pasado 25 de marzo en Melbourne con un registro de 53,42s, cuando realizó la primera posta en el relevo 4x100.

Lo más visto en...

Top 50