Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Clasificación Eurocopa 2008 | Suecia 2 - España 0

Otro paso atrás

España dio otro paso atrás en la clasificación hacia la Eurocopa 2008 y se mostró incapaz de superar a una eficaz Suecia

El partido del morbo, de las ausencias, del fantasma Raúl sobrevolando el estadio Rasunda, el de si ganamos, damos un paso firme hacia la Eurocopa de 2008, el de si perdemos, ¿qué tiene que cambiar? Porque algo tiene que cambiar. Como dos clones se presentaban Suecia y España, con una participación mundialista que sembró serias dudas y con sus buques insignia (Ibrahimovic y Raúl) en casa. Pero con una diferencia, Suecia ha ganado sus dos partidos y España viene de la debacle ante Irlanda del Norte.

Pero que nadie se confunda. España no está acabada, al menos no matemáticamente. La clasificación no está perdida, para no desesperarnos. El problema es que a partir de ahora nuestra lucha está más con Dinamarca, por el segundo puesto, que con Suecia por pasar primeros de grupo.

Y empezó el partido raro. Sorprendía el control de España. En los primeros diez minutos se hizo dueña del balón. Dominaba el terreno de la posesión, pero no el de la eficacia. Esa era de color amarillo. Y parecía pasividad, porque Suecia prácticamente estaba metida en su propia portería, pero sólo era paciencia.

Y España se obsesionaba. Por tocar en corto, únicamente en corto, por no buscar con pases en largo a los delanteros, por subir por la banda derecha, por olvidar la izquierda... por olvidarla, por completo. Porque por ahí Suecia dio el estacazo. Tanto que el primer error de la defensa española (el primero...), el primer acercamiento, el primer disparo, la primera vez que un sueco pisaba área española fue letal. Elmander, con una jugada en solitario y batiendo por bajo a Casillas, ponía el 1-0 en el marcador, en medio de ese aparente dominio de España y ese aletárgamiento sueco.

Ni con Iniesta

Con el descanso Luis revolucionó a los suyos. Quitó a Cesc, sacó a Iniesta, hizo debutar al sevillista Puerta e introdujo a Luis García. Y parecía que la furía roja aparecía en acción y la selección creció. Apareció Angulo, que tardó 47 minutos en entrar en escena. Torres empezaba a controlar el balón y a Villa le llegaba algún balón. Y empezaron a rematar. Pero todo fue efímero.

Porque no podemos si quiera escudarnos en la idea del gol fantasma. Que lo hubo. O no, porque las imágenes de la retrasmisión sueca nos dejaron con la incertidumbre de saber si ese remate de Puyol, que sacó Linderoth (con los pies sobre la raya y con el cuerpo no tanto) entró o no en la portería de Shaaban.

Y en medio del desconcierto llegó el segundo de Suecia. Simbólico, eso sí. Porque España parecía ya abocada a la derrota y a sufrir los contundentes contragolpes de Suecia, como el que culminó Allbäck dejando sentados a Puyol y Casillas.

Puede que la selección no sea un despelote, pero parece que estamos inmersos en el rodaje de un nuevo Full Monthy.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.