FÚTBOL

Indignación en Israel por la decisión de la UEFA de trasladar los partidos europeos fuera del país

El Hapoel Tel Aviv jugará de local en Holanda y Bnei Yehuda en Kiev

La decisión de la UEFA de trasladar todos los partidos de competiciones europeas que debían jugarse en Israel, a causa de la situación de guerra, ha causado gran indignación en este país, en particular en el equipo Bene Yehuda, uno de los afectados. Con carácter oficial, el Hapoel Tel Aviv jugará de local en Holanda y el Bene Yehuda en Kiev.

Hezi Maguen, presidente del pequeño club, que por primera vez iba a participar en una competición europea, ha calificado la decisión de "política" y ha afirmado que tiene un claro matiz "anti-israelí y antisemita". El presidente ha pedido a la Federación Israelí de Fútbol (IFA, por sus siglas en inglés) que no se conforme con la decisión y boicotee, "como medida de protesta", todas las competiciones europeas. Bene Yehuda debe jugar la próxima semana con el Lokomotiv de Sofía en la segunda ronda de clasificación de la Copa de la UEFA, en la que iba a ser la primera vez que ese equipo recibía a una formación extranjera en un partido de competición oficial.

Iche Menahem, presidente de la IFA, comunicó ayer a Maguen su intención de recurrir hoy, miércoles, la resolución de la UEFA de que los equipos israelíes jueguen en terreno neutral debido al conflicto con la guerrilla libanesa Hizbulá. El grupo armado pro-iraní ha disparado cerca de 2.000 cohetes contra el norte de Israel en las últimas tres semanas y no se descarta también la posibilidad de un ataque contra los centros poblados más al sur, como es el caso de Natania o Tel Aviv.

La decisión de la UEFA ha caído como un jarro de agua fría en Israel, aunque Menahem ha pedido a los cuatro equipos israelíes implicados en competiciones europeas que acaten la decisión y busquen un lugar alternativo para sus respectivos partidos, hasta conocer el veredicto final. Además del Bene Yehuda, juegan en competiciones europeas el Hapoel Tel-Aviv, que se enfrenta al Domzale de Eslovenia en la Copa de la UEFA; el Betar Jerusalén que juega contra el Dínamo de Bucarest, también en la UEFA; y el Macabi Haifa que se enfrenta al Liverpool en la Liga de Campeones.

Ya ocurrió en el pasado

Entre octubre de 2001 y abril de 2004, todos los partidos de la FIFA y de la UEFA se jugaron fuera del país a causa de la Intifada de Al-Aksa, aunque los encuentros amistosos si se disputaron en Israel. Maguen recordó a ese respecto que las decisiones de la UEFA están teñidas de "política", y puso como ejemplo el que la FIBA nunca haya tomado una decisión parecida en los partidos de baloncesto. "La última vez que UEFA prohibió los partidos en Israel, se celebraron aquí decenas de partidos de baloncesto de competiciones europeas y todos (jugadores y aficionados) estuvieron aquí perfectamente", se quejó el presidente de Bene Yehuda.

La FIBA Europa nunca ha cancelado sus partidos en Israel, a pesar de que varios equipos europeos lo solicitaron en los peores momentos de la Intifada, e incluso llegó a celebrar en Tel Aviv la fase final de la Euroliga 2004, bajo un despliegue policial sin precedentes. En relación con el conflicto actual, fuentes de la Federación Israelí de Baloncesto ha confesado hoy que "nosotros no tenemos esos problemas en estos momentos, pero ni queremos hablar del asunto para no levantar la liebre".

La tensa situación en Oriente Medio ha obligado a trasladar los partidos de competiciones europeas de los equipos israelíes.
La tensa situación en Oriente Medio ha obligado a trasladar los partidos de competiciones europeas de los equipos israelíes.REUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50