Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALEMANIA 2006 | Desde la grada

"¡Sí, sí, sí, nos vamos a Berlín!"

El grito de guerra de la afición española en la segunda parte empezó a sonar cuando España ya ganaba 3-0. Y es que nadie se esperaba un comienzo así, y menos frente a una selección como la ucraniana. Luis tendría una explicación sencilla, es que iban de amarillo.

La goleada de España a Ucrania es, hasta ahora, la más grande del Mundial. Y la victoria más clara. Tres goles y muchas ocasiones. Ucrania se ha perdido entre los jugadores de rojo, que la han tocado como nunca. En el primer tiempo, España tenía el balón y Ucrania corría tras la pelota. Pese al 2-0 parecía que iban ganando. Pero no era así, la camaradería que ha formado Luis en este conjunto de jugadores se ha notado en el campo e, incluso, en el túnel de vestuarios antes de la salida. Abrazos y palmadas de ánimo de los suplentes a los titulares.

Shevchenko no asusta

La estrella ucraniana recibió la mayor ovación de su afición en las presentaciones. Se esperaba mucho de él y más después de su inclusión en el once titular. El técnico Oleg Blokhin prefirió no reservarlo. No le sirvió de nada. Para eso estaba Puyol. Este sí que es una estrella.

El 'gol' de Luis García

Los que controlan los marcadores del Zentralstadion se hicieron un pequeño lío con el primer gol de España. El testarazo de Xabi Alonso se lo adjudicaron al Luis García durante toda la primera parte.

Jugadón de Puyol y golazo de Torres

Y casi se caen las gradas. Era el cuarto gol de España y el Niño Torres culminaba con un chutazo una impresionante jugada de Puyol que se había sumado al ataque haciendo gala de su fuerza y potencia después de 80 minutos de partido. Las banderas ya no pararon de ondear. Un premio para la selección, para Torres y para la afición.

Mejor condición física de base

Luís Aragonés decía que los ucranianos tenían mejor condición física de base que los hombres de su equipo, pero debió llevársela toda el calor. No eran capaces de parar a España y, sobre todo a Torres que, con sus padres en la grada, quería demostrar su clase. Se fue siempre, marcó un gol, provocó un penalti y le dio un pase genial a Raúl que habría sido el quinto de España a poco que se hubiese descuidado el portero en su salida. Da gusto verlos.

Villa goleador polifacético

Tenemos lanzador de faltas, tenemos lanzador de penaltis y, si Luis le deja un poquito más sobre el campo, habríamos tenido el primer hat-trick del Mundial. Villa, el goleador de Primera, es también el goleador de España. El ataque de la selección ha sido perfecto, ha creado mucho peligro, ha presionado como nunca y ha dejado atrás la falta de puntería.

Talismanes

Los Príncipes de Asturias estuvieron en el palco del Zentralstadion y sufrieron con cada ocasión de la selección y disfrutaron de sus goles. Su visita trajo suerte al equipo de Luis y el público les agradeció su apoyo dedicándoles varias veces el himno nacional tarareado.

La sonrisa de Maradona

A apenas unos metros de mi puesto de prensa empezó a levantarse un gran revuelo. De repente se colocó una barrera de seguridad. Maradona había llegado al puesto de comentarista de Cuatro y 'El Pelusa' levanta pasiones allí donde va. La ventaja de ser del mismo grupo de comunicación que el canal de televisión es que me pude acercar a ellos y hacerles una foto en la que quiso dedicarme una sonrisa.

Suerte antes del partido

Una de las voluntarias que ayuda en el Mundial leyó un texto en español antes del partido en el que deseaba suerte a la selección de Luis Aragonés de parte de la ciudad de Leipzig.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.