Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ofensiva contra la gran lacra del deporte

Liberty cancela el contrato de patrocinio con el equipo ciclista de Manuel Saiz

El pasado martes fue detenido el director deportivo del equipo, acusado de partipar en la mayor red de dopaje jamás destapada en España

Liberty Seguros ha anunciado hoy su decisión de cancelar el contrato de patrocinio con el equipo ciclista que lleva el mismo nombre tras la detención, el pasado martes, de Manuel Saiz, de su director deportivo, acusado de participar en la mayor red de dopaje jamás detectada en España.

"Como patrocinador, Liberty Seguros siempre ha querido que primara una cultura de juego limpio y tolerancia cero en materia de dopaje. En noviembre de 2005, y a consecuencia de la suspensión de un corredor por dopaje, reforzamos las cláusulas para conseguir uno de los contratos de patrocinio ciclista más rigurosos en materia antidopaje", señala en un comunicado Liberty Seguros.

Según la nota, "las implicaciones a consecuencia de la detención de Manolo Saiz son altamente preocupantes: dañan nuestro nombre y el nombre del ciclismo".

Liberty Seguros ha notificado a Active Bay, propietario del equipo, "que hemos cancelado nuestro acuerdo de patrocinio y respetaremos las obligaciones financieras asumidas hasta la fecha", concluye la nota.

El dopaje que supuestamente practicaba esta red consistía en la extracción de sangre para hacer un concentrado de glóbulos rojos que maximizara el rendimiento del ciclista. La sangre se inyectaba antes de una prueba importante. La Guardia Civil ha hallado más de 200 bolsas con sangre de distintos deportistas.

La Guardia Civil ha descubierto las fichas de 200 ciclistas en las clínicas que han registrado. Los ciclistas, tanto españoles como de otros países, están encuadrados en equipos de élite del deporte del pedal y la imagen de muchos de ellos está grabada por cámaras colocadas por el instituto armado ante la puerta del apartamento al que acudían para la extracción de sangre. En breve, los corredores podrían ser llamados a declarar e incluso pasar a disposición judicial.