Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VELA | Volvo Ocean Race

"Agradecemos al ABN 2 que pasara 15 horas buscándonos con un cadáver a cuestas"

Pedro Campos, director del equipo Movistar, e Íker Martínez, tripulante, ofrecen sus primeras declaraciones tras el rescate del barco español

"Teníamos un daño estructural grave, era imposible continuar". Estas han sido las palabras de Pedro Campos, director del equipo Movistar, acerca de lo acontecido en la séptima etapa de la Volvo Ocean Race, y que deparó el abandono del equipo español debido a un problema en la quilla. El barco holandés ABN 2, que había sufrido el fallecimiento de uno de sus componentes unas horas antes, acudió en su ayuda.

La séptima etapa de la Volvo Ocean Race parecía una de las más tranquilas de la competición, ya que transcurría entre Nueva York y Portsmouth (Inglaterra), en pleno Oceáno Atlántico. Pero al final la realidad fue muy diferente. Si el viernes una ola de cinco metros se tragó a Hans Horrevoets, del ABN Amro 2, el quinto fallecido en la historia de la competición, ayer, a 300 millas de la costa, el Movistar debió abandonar su barco debido a un problema en la quilla, que inundaba la embarcación, y a una fortísima tormenta que se les acercaba. Los 10 tripulantes tuvieron que dejar la nave en balsas salvavidas y ser rescatados por el conjunto más cercano, el ABN 2, que transportaba al fallecido Horrevoets.

Esta mañana, ya en tierra firme y recuperados del susto, Pedro Campos, director del equipo, e Íker Martínez, tripulante, han ofrecido un primer testimonio de lo ocurrido.

"Hubo un daño estructural grave que nos impedía continuar", explicaba Pedro Campos. "El barco tenía una vía de agua, menos grave que cuando naufragamos en el Cabo de Hornos, pero que nos obligó por la tarde noche a dar el aviso de que nos estábamos hundiendo".

Sobre el rescate realizado por el barco holandés, el director del Movistar sólo pudo expresar palabras de agradecimiento: "Les agradecemos que pasaran quince horas buscándonos después de que el viernes se quedaran sin uno de sus tripulantes".

El Movistar acaba de esta manera su periplo por la Volvo Ocean Race, una carrera que ganó ayer el ABN 1, tras adjudicarse esta última y accidentada etapa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.