Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Tenis | Open Seat-Godó

Nadal vence a Robredo en el Conde de Godó y supera la marca de Borg en tierra batida

El tenista marroquín conquista su 15º título en el circuito ATP

El español Rafael Nadal no ha fallado esta tarde en la final de la 54ª edición del Trofeo Conde de Godó, al derrotar a su compatriota Tommy Robredo por 6-4, 6-4 y 6-0 en dos horas y diecinueve minutos de juego. Se trata de la 47ª victoria consecutiva del mallorquín en pistas de tierra batida, con lo que supera la marca del legendario jugador sueco Bjorn Borg. El tenista de Manacor, de 19 años, suma con éste su 15º título de la ATP, tras revalidar su triunfo en el Masters Series de Montecarlo. Además, es su segundo Conde de Godó consecutivo.

MÁS INFORMACIÓN

Era la sexta final española de la historia del Godó, enfrentaba a los dos últimos campeones y Nadal, como el año pasado ante Juan Carlos Ferrero, no ha fallado. El mallorquín ha hecho un partido casi perfecto, sin ceder ni una sola vez su servicio y controlando en todo momento el ritmo de juego, ante un Robredo que ha caído en los puntos clave y que ha acabado viniéndose abajo en el tercer set. El tenista de Manacor, de 19 años, suma así su 15º título ATP, tras revalidar su triunfo en el Masters Series de Montecarlo. Nadal, número dos del mundo, repite éxito en Barcelona habiendo cedido un sólo set en el torneo, ante el finlandés Jarkko Nieminen en cuartos de final, y mantiene la espectacular racha que comenzó el año pasado en Montecarlo.

No pierde desde el 8 de abril de 2005, ante el ruso Igor Andreev en Valencia. Con el de Barcelona, Rafael Nadal suma ya tres títulos esta temporada (con Dubai y Montecarlo). Al catalán, que había perdido con Nadal sus dos enfrentamientos anteriores (Madrid y Bastad) le costó meterse en el partido al inicio del primer set y su rival lo aprovechó para romperle el servicio en el tercer juego. El manacorí se puso 3-1 en el marcador y se dedicó a administrar su ventaja hasta el final del set, ante un Robredo que poco a poco fue ganando en confianza y pegándole más fuerte a la bola, pero que no encontraba la forma de sorprender al mejor jugador del mundo sobre tierra batida.

A la desesperada

Con 4-3 para Nadal, Robredo tuvo 15-40 a su favor para romper el servicio y recuperarle la ruptura, pero no lo supo aprovechar y acabó cediendo el set por 6-4. El segundo set fue prácticamente un calco del primero. Robredo intentaba dominar a Nadal pero el mallorquín se mostraba cada vez más sólido desde el fondo de la pista y apenas cometía errores, especialmente en los juegos más igualados. El de Hostalric se veía obligado a tirar siempre golpes ganadores para rematar los puntos y, en esa necesidad de arriesgar, se le fueron varias bolas que podían haber cambiado el signo del segundo parcial.

En cambio, Nadal, quien con 3-3 desperdició una bola de ruptura, no dejó escapar una nueva oportunidad de romper el servicio de su adversario en el 4-4, lo que le sirvió para adjudicarse la segunda manga por idéntico resultado que la primera (6-4). Si ganar un partido a Nadal en tierra batida resulta hoy en día casi imposible, mucho más complicado es remontarle un encuentro a cinco sets. Robredo debió pensar algo parecido, porque entró rendido a la pista al inicio de la tercera manga. El partido se había acabado para él, porque Nadal, que aceleró el ritmo cuando hizo falta y frenó cuando le convino, lo había llevado a su terreno, al del duro intercambio, al del desgaste, al de la guerra psicológica de ver quién fallaba primero.

Tommy utilizó un último recurso a la desesperada: soltar el brazo a ver qué pasaba, pero las bolas no entraron, y Nadal, muy serio y concentrado, pero más suelto por que ya veía el partido ganado, no tuvo piedad del catalán. En un visto y no visto, el mallorquín dejó en blanco a Robredo en el tercer set (6-0) y se hizo con su segundo Godó ante la atenta mirada de los Duques de Palma, quienes asistieron al encuentro y entregaron a Nadal el trofeo que lo acredita como campeón del abierto barcelonés.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.