Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 29ª jornada de Liga

El Barcelona ni se inmuta

La salida al campo de Iniesta y los goles de Eto'o acabaron con la resistencia del Getafe, que se adelantó en el marcador y dejó una buena imagen

El partido sirvió para comprobar, una vez más, que el Barcelona es de los pocos equipos que se permite el lujo de ganar cuando no juega bien, lo que viene ocurriendo desde tiempo, para dejar claro que Iniesta tiene cualidades para ser más de lo que ya es y para demostrar que lo del Gatefe no es casualidad.

La enorme ventaja que tiene el Barcelona en la clasificación y la suficiencia con la que domina esta Liga le llevan a situaciones como la vivida contra el Getafe, que ofreció una imagen más que digna en el Camp Nou. El conjunto entrenado por Bernd Schuster actuó con atrevimiento, puso en aprietos al rival y mostró una personalidad y un carácter que no tienen muchos equipos que están por encima en la clasificación. El Barça salió con un exceso de relajación y sin concentración y cuando se quiso dar cuenta ya perdía 0-1. Mario Cotelo desbordó por la derecha, se sacó un centro magnífico y Nano, un ex azulgrana, cabeceó de forma impecable.

El reloj sólo había avanzado cuatro minutos, pero ya se intuía que no iba a ser la noche más afortunada de Rijkaard y su equipo. En la primera parte jugó demasiado horizontal, sin profundidad, le faltaron ideas en la zona de creación y sus hombres de ataque ni se movieron ni se ofrecieron como en ellos es costumbre. Vamos, que lo que se vio en los 45 minutos iniciales contra el Getafe fue otro Barça. Pero terminó ganando, como casi siempre. Se le notaron más de lo esperado las bajas, en especial la de Márquez. El mexicano da una seguridad enorme al equipo y ofrece una salida del balón que no tiene ningún otro defensa. Oleguer acompañó a Puyol en el centro y Belletti recuperó su puesto en el lateral derecho. En ese costado nacieron muchos de los problemas del Barcelona.

Ausente Xavi desde hace ya muchas semanas, sólo un futbolista con las características de Iniesta podía aportar algo de luz. Salió en la segunda parte por Belletti y provocó un interesante movimiento de piezas. Oleguer pasó al lateral derecho y Motta dejó su sitio como mediocentro a Iniesta y se situó como central. Con Iniesta al mando el Barcelona despertó y vivió los mejores momentos de la noche. Ronaldinho y Eto'o agradecieron más que nadie la salida de Iniesta y el Barça encontró el camino hacia la victoria.

Pero volvamos por un momento al primer tiempo. Cuando se vio con el viento a favor, el Getafe se replegó, cedió la iniciativa al Barcelona y ahí empezó a gestarse el empate. Aunque ahora vaya por la Liga con menos luces que hace unos meses, si le regalas el balón y el campo el Barça termina por hacerte daño. Primero avisó Giuly, que después de un fenomenal pase de Deco le ganó la espalda a Pernía, que no anduvo nada fino en defensa, y mandó el balón al poste. Motta encontró poco después a Ronaldinho en la izquierda, el envío de éste lo cabeceó Giuly y Matellán completó la jugada marcando en propia puerta.

Dos más de Eto'o

No inquietó mucho más el Barcelona antes del descanso. Lo más peligroso para el Getafe fue un intento de remate de Eto'o, que se llevó por delante de forma involuntaria al portero Luis García, que cayó al suelo medio inconsciente. En realidad fue una acción peligrosa para el guardameta, no por las consecuencias que pudiera tener para el marcador. Un marcador que bien pudo cambiar en dos ataques del Getafe. Primero fue Cotelo quien obligó a lucirse a Valdés y después Nano marcó tras un saque de falta de Pernía. Estaba en fuera de juego, pero la jugada sirvió para dejar en evidencia a toda la defensa del Barcelona. Veremos cómo se las ingenia Rijkaard para formar una defensa de garantías para medirse al Benfica en Liga de Campeones. Contra los lisboetas no estarán Puyol, Márquez y Edmilson.

El paso por los vestuarios aclaró el panorama del Barcelona y oscureció el del Getafe. El encuentro se rompió a los seis minutos, cuando un córner a favor de los madrileños terminó con los azulgrana celebrando el gol 100 de Eto'o en Primera División. Fue una jugada maravillosa, un contragolpe de manual en el que se pudo observar todo el potencial ofensivo de este conjunto. Salió como un tiro el Barça, Deco combinó con Van Bommel, éste se la cedió a Eto'o, el camerunés abrió a la derecha, donde encontró a Giuly y el pase del francés fue rematado por Eto'o. Un contraatque perfecto.

Ya fuera por la salida de Iniesta o por este gol, lo cierto es que el Barcelona empezó a gustarse a partir de ese instante y el Getafe ya no inquietó tanto. Ronaldinho rebuscó en su chistera y se sacó alguno de esos trucos que hacen de él un futbolista diferente. El mejor, una vaselina que alcanzó a desviar Luis García con la punta de los dedos. Antes Eto'o sumó un nuevo tanto en su lucha por la Bota de Oro y mató definitivamente las ilusiones del Getafe, que abandonó el Camp Nou con la cabeza bien alta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.