Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Osasuna 0 - Rennes 0 | Copa de la UEFA

Osasuna se despide de Europa

Osasuna fue incapaz de remontar el 3-1 del partido de ida

El conjunto navarro se despide de la aventura europea después de sólo dos partidos y sin haber podido clasificarse para la liguilla de la UEFA.

Osasuna se despidió de la Copa de la UEFA en la primera eliminatoria y, por tanto, no se clasificó para la liguilla de esta competición europea al no poder remontar en El Sadar la desventaja del partido de ida en un encuentro sin goles y con monólogo local, pero sin claridad de ideas ante el muro francés.

El equipo del mexicano Javier Aguirre protagonizó el clásico 'quiero y no puedo', pero fue presa de la ansiedad y ni siquiera pudo ganar el partido al carecer de recursos frente a un Rennes que se defendió 'de libro'.

Aunque sin lleno hubo ambiente de gala para acoger el sexto partido de UEFA disputado en El Sadar, casi catorce años después del último, el celebrado en noviembre de 1991 contra el Ajax, que fue campeón de la competición en aquella edición.

Osasuna, que necesitaba una remontada similar a las vividas contra el Glasgow Rangers en 1985 y ante el Slavia de Sofía en 1991, se encomendó a su fortaleza de El Sadar, donde ha ganado sus tres partidos de Liga de esta temporada.

El técnico del Rennes, Laszlo Boloni, sorprendió de salida dejando en el banquillo a su goleador Frei, pero prefirió jugar la baza de la velocidad de Utaka y replegar a su equipo en un 4-1-4-1. Aguirre también dejó en el banquillo al argentino Romeo, compañero habitual de Milosevic, y se decantó por la explosividad del camerunés Webó y Marcelo Sosa en el centro del campo, pero el uruguayo se borró del partido y fue sustituido en el descanso.

El guión del partido fue el previsto, con un Osasuna dueño del balón y dominador ante un Rennes de corte defensivo que se entregó al juego de contraataque, pero los navarros no triangularon y pecaron del bombeo de balón, con todas las facilidades para la zaga gala.

De hecho, los locales no crearon ni una sola ocasión en la primera mitad y le hicieron cómodo el partido a los franceses, de cara para sacar los incontables centros al área de Isaksson, muchos de ellos del portero local, Ricardo.

Ocasiones visitantes

Curiosamente, las dos únicas situaciones de gol en el primer periodo fueron del bando visitante, un contragolpe de Monterrubio cuyo centro final no aprovechó Utaka (m.28) y una falta lateral de Monterrubio que cabeceó Didot ligeramente desviado (m.37).

Aguirre dejó en el vestuario en el descanso a Marcelo Sosa para dar entrada a Valdo, con lo que David López pasó al mediocentro, y, aunque el guión fue el mismo, Osasuna llevó peligro desde el inicio de la segunda parte. Tras el primer disparo de Raúl García en el minuto 47, Webó dispuso de dos buenas ocasiones, pero Isaksson debuto su primer disparo (m.53) y el poste repelió su cabezazo a la salida de un saque de esquina (m.54).

El Rennes le devolvió la moneda de inmediato con una volea de Monterrubio al poste de la portería de Ricardo (m.55) y estuvo a punto de sentenciar la eliminatoria en un contraataque de tres contra uno que no definió Didot (m.62). Aguirre acabó jugando con tres delanteros (Milosevic, Webó y Romeo), pero el equipo no pudo marcar a pesar de las ocasiones de Moha y Cuéllar en los minutos finales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.