Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Primera jornada de Liga

El Getafe la lía en Montjüic

El equipo madrileño vence 0-2 al Espanyol

Primera pitada de la temporada en Montjuïc para un Espanyol que prometía más pero que, pese a tener momentos de buen fútbol, se vio superado por el mayor acierto ofensivo del Getafe. El juego estuvo igualado pero el equipo de Lotina ha evidenciado la escasez de gol de su delantera. Sólo está Tamudo y, eso sí, Luis García recién fichado en la grada. En Getafe, todo lo contrario y muchas ganas de repetir e incluso superar los éxitos de la pasada campaña.

Había muchas dudas sobre el nuevo Getafe heredado por Bernd Schuster. El listón dejado por Quique la pasada temporada es difícil de superar pero, por ahora, el conjunto madrileño está dando la talla ante un remozado Espanyol. Fueron los periquitos los que empezaron con más ganas. Dominaron en algunas facetas y dieron más sensación de peligro. Eso sí, se nota mucho la falta de continuidad en el campo, algo que repercutió en las pocas ocasiones que se vieron. En el minuto 30, las tentativas locales vieron la luz con un remate acrobático de Tamudo que, pese a superar a Luis García, se topó con Contra en la línea de gol, quién evitó el primer tanto del partido.

Desde ese momento, el Getafe reaccionó y comenzó a parecerse al de la pasada campaña. En el 39, un zurdazo de Gavilán botó delante de Kameni y estuvo muy cerca de sorprender al camerunés, pero consiguió desviar a córner con muchos apuros. Finalmente, en el 44, la suerte del encuentro pudo cambiar cuando Güiza se plantó solo en el área del Espanyol. Una lástima, ya que Ayza Gámez señaló fuera de juego que no fue.

Salió el Espanyol con muchas ganas y con un dominio abrumador que provocó varias ocasiones de peligro, en especial un remate de Ito que se estrelló en el palo de Luis García. Sin embargo, el Getafe logró marcar cuando más empujaban los de Lotina. Gavilán, el mejor del partido, enganchó un zurdazo desde fuera del área que sorprendió a Kameni y abrió el marcador del partido. Fue el final del Espanyol, que bajó los brazos y sucumbió ante el ataque de los madrileños. Unos minutos más tarde, Ricky amplió la ventaja visitante a placer, tras aprovechar un rechace, pero en posición de fuera de juego que no vio el colegiado. El marcador pudo aumentar ya que los de Schuster tuvieron más ocasiones y el Espanyol, sin rumbo, trató de acortar distancias en vano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.