Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa Juan Pablo II recibe a la escudería Ferrari

El presidente del equipo automovilístico italiano ha regalado al Pontífice una réplica del Ferrari de Fórmula Uno con el que Schumacher ganó el Mundial

El papa Juan Pablo II ha recibido este lunes en la Ciudad del Vaticano a los integrantes de la escudería italiana de Fórmula Uno Ferrari, cuyo presidente, Luca Cordero di Montezemolo, ha regalado al Pontífice un modelo en miniatura de uno de los vehículos de competición del "Cavallino Rosso". En la audiencia privada, que tuvo lugar en la Sala Clementina, estuvieron, además de Cordero di Montezemolo, el director general de Ferrari, el francés Jean Todt, el ingeniero Piero Lardi y los pilotos Michael Schumacher, Rubens Barrichello y Luca Badoer.

Durante el acto, el papa Juan Pablo II ha recordado las victorias, los éxitos y los trofeos conseguidos en los últimos años por Ferrari, felicitándoles "en particular por la victoria en el último mundial". Asimismo, el Pontífice, que apareció en buena forma, ha destacado la "importancia del deporte en la vida normal". "Continuad cultivando este estilo de trabajo, haced del crecimiento constante en la solidaridad uno de vuestros principales objetivos", ha señalado el Papa, quien también invitó a defender los valores del deporte y a contribuir, al mismo tiempo, a construir una sociedad más justa y solidaria.

El presidente de Ferrari ha regalado al Pontífice un modelo a escala del vehículo con el que en la última edición el alemán Michael Schumacher conquistó el mundial de la Fórmula Uno. "Este modelo (escala 1:5) es un modo para decirle que le sentimos como uno de nosotros. Le sentimos dentro de nuestro grupo", ha indicado Cordero di Montezemolo a Juan Pablo II.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.