FÚTBOL | SEGUNDA DIVISIÓN

El Atlético termina el año más líder

Torres y Luque dan la victoria al conjunto de Aragonés ante un rocoso Rácing

El Atlético, con goles de Fernando Torres y José Juan Luque, logró un triunfo frente al Racing que le permite concluir el año como líder de la Segunda División, con un amplio margen de maniobra respecto a sus rivales en la lucha por el ascenso.

El tanto de Torres y el postrero de Luque sirven para cerrar el amago de crisis en el conjunto de Luis Aragonés, que no había marcado en sus dos últimos encuentros y que, frente al Racing, volvió a sufrir para asegurarse el triunfo.

De hecho, tardó hora y cuarto en superar a un rival que, desde el minuto 30, jugó con un hombre menos, por la expulsión del centrocampista Ismael Ruiz y que, aun así, le creó problemas.

Más información

El Racing, que planteó un encuentro muy físico y había presionado con criterio al conjunto de Luis Aragonés al comienzo del partido, acabó por confundir vigor con dureza y ahí enterró gran parte de sus opciones de puntuar en el Calderón.

Así, Ismael Ruiz, decidió seguir la senda abierta por Rodolfo Bodipo, que con un codazo había sacado a Luis Carreras del campo poco antes, y dejó a su equipo diezmado a la media hora de juego, tras hacer una dura entrada a Carlos Aguilera en el centro del campo.

El Atlético, lejos de aprovechar su superioridad, se fue del partido y estuvo más pendiente de responder a la dureza del rival que de mantener la dinámica de juego que le había permitido crear un par de ocasiones de gol.

No volvió a llegar al marco de Erwin Lemmens hasta el tramo final de la primera mitad, cuando el meta belga rechazó un disparo de Aguilera y otro de Jovan Stankovic.

Aragonés dio entrada al portugués Dani Carvalho y a José Juan Luque en el segundo tiempo y el Atlético metió al Racing en su campo, pero con tan poco éxito como en la primera mitad.

El equipo de Quique Setién vivió al borde del desastre, expuesto a que su rival aprovechase alguno de sus innumerables rechaces al borde del área, pero también esperanzado con la posibilidad de rentabilizar la velocidad de su contragolpe, que también puso en apuros al argentino Germán Burgos.

El Racing llegó a poner nervioso al Atlético, pero no logró resistir. Fernando Torres cazó un balón suelto dentro del área y lo envió tras la línea de gol racinguista, después de dar en el larguero. Un tanto que precisó la consulta del árbitro, con su asistente para cerciorarse de que el rechace.

Fue suficiente, el conjunto santanderino no tuvo ni fuerzas ni ánimo para buscar el empate y el Atlético aumentó la ventaja con un tanto de Luque, en el minuto 95, que le aseguró un feliz final de año. El primero del siglo.

Lo más visto en...

Top 50