Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

"¡Hostia, si es que Jordan salió el tercero!"

El ala pívot catalán, que no se podía creer la clasificación, prepara ya su primera temporada en la NBA.- Lo primero que hizo fue besar a sus padres

Lo primero que hizo Gasol fue besar a su madre Marisa, sentada a su derecha, luego a su padre, Agustí, más a la derecha aún, y estrechar la mano a sus agentes Rudoy, Arturo Ortega y Luciano Capiccione. Y cuando se dirigía al estrado, no se sabe muy bien quién ni cómo, ya le había colocado la gorra roja con el halcón grabado, la de los Hawks de Atlanta, aunque en la sesión de fotos oficial con la NBA ya posó con las dos gorras, con la de los Hawks y con la de los Grizzlies.

De hecho, poco después de ser elegido, ya habló por teléfono con Billy Knight, general manager del equipo que recalará en Memphis y que hasta ahora estaba en Vancouver y a través de una empleada del mismo desplazada hasta el Madison Square Garden se organizó su viaje a la ciudad de Tennessee y su presentación hoy mismo ante la prensa local.

Después de ser entrevistado por la TNT en directo y ante los más de 3.000 espectadores que llenaron el teatro del Madison Square Garden, Gasol ofreció la preceptiva rueda de prensa en inglés, con traje azul oscuro y corbata también de tonos azules, en la que con respuestas cortas y resoplando de emoción y felicidad acertó a decir: "No podía ni imaginármelo. No tengo ni palabras. Es la primera vez que estoy en Estados Unidos y soy el tercero del draft, no puedo decir nada más".

Pero prosiguió. Remachó diciendo que no esperaba una posición tan alta: "Ha sido un momento grandísimo porque he salido por delante de grandísimos jugadores… ¡Hostia, si es que Jordan salió el tercero!". Certificó que se incorporará el año próximo a la NBA, cosa que no hubiera hecho de manera inmediata de haber sido elegido por los Celtics de Boston, otro de los equipos que más se interesó por él, pero que elegía en décima posición. Y luego, ya más reposadamente, cuando ha atendido a la prensa española, ha manifestado que espera negociar la rescisión de su contrato con el Barcelona para no tener que pagar íntegramente los 580 millones de pesetas de su cláusula de rescisión y ha adelantado la idea de poder ceder sus derechos cuando regrese a Europa. Los periodistas le han comentado que ahora tendrá un contrato muy importante con los Grizzlies y que le dará para comprarse un coche. "Y dos", ha bromeado.

A pesar de que su pase a los Grizzlies no se hizo oficial, desde el primer momento quedó claro que ese va a ser su destino. "He hablado con Battier", ala-pívot de 21 años procedente de la universidad de Dukey que será su compañero ya que fue elegido por los Grizzlies en la sexta posición del draft, "y es un jugador muy inteligente y con una gran calidad". Battier le devolvió los piropos: "Basta mirar los vídeos para ver que Pau es un gran jugador. Es un excelente chaval. He hablado con él durante los últimos dos días y es excitante vivir un proceso como el de los dos últimos días con alguien y él y yo vamos en el mismo barco".

Gasol ha asegurado que tiene un gran respeto por la inteligencia y la experiencia de su entrenador en el Barcelona Aíto García Reneses con el que habló poco antes de viajar a Estados Unidos y que es de la opinión de que debería esperar al menos un año más para jugar en la NBA. No obstante, Gasol ha matizado: "Sé que a él le gustaría que estuviera un año más en el club, pero estoy preparado para dar el salto y esto es maravilloso a pesar de que sé que el primer año será duro y de adaptación".

El español se ha mostrado convencido de que su nuevo entrenador le dará minutos de juego. "Soy un número tres del draft y creo que me dará confianza. No vendré a pasearme ni a lucir la camiseta. Sé que voy a mejorar y trabajaré al máximo para dar lo mejor de mí mismo". También ha afirmado que seguirá un plan de musculación para ganar kilos y fuerza. "Pero no quiero perder lo que he demostrado que puedo hacer en la pista", ha advertido. Una de las cuestiones que preocupan más a Gasol y a su familia es las posibles dificultades de adaptación que tenga que superar.

"No tengo novia", ha contestado a una pregunta concreta, "pero en Barcelona tengo a la gente que quiero y a la que dedico todo esto, la que me ha apoyado siempre y en los momentos más difíciles". Marisa, su madre, vaticinó: "Todo lleva su tiempo. Pasaremos una etapa dura pero Pau nos tendrá siempre a su lado al igual que sus dos hermanos porque somos una familia muy unida".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.