_
_
_
_
Blogs / Cultura
El toro, por los cuernos
Por Antonio Lorca
_

La rehabilitación de la plaza de Las Ventas, una parálisis envuelta en un manto de oscuridad

El cambio de planes del Gobierno regional, propietario del coso, y la ausencia de transparencia disparan las conjeturas

Fachada principal de la plaza de toros de Las Ventas.
Fachada principal de la plaza de toros de Las Ventas.@ Julian Rojas
Antonio Lorca

Sin alarmismo, pero con realismo. ¿Cuál es la situación actual de la necesaria y urgente rehabilitación del edificio que alberga la plaza de toros de Las Ventas? Está en estudio por la empresa pública Planifica Madrid, según ha explicado en este periódico Carlos Novillo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente e Interior de la Comunidad de Madrid. ¿Cuándo está previsto que comiencen y finalicen las obras de reforma? No hay plazos ni para lo uno ni para lo otro. ¿Es segura la plaza de Madrid? Sí, porque tiene licencia en vigor para la celebración de festejos taurinos, pero sorprende que estén prohibidos otros espectáculos por razones, precisamente, de seguridad. Es decir, que la norma vigente en esta materia no se aplica en la fiesta de los toros, pero sí en cualquier otra celebración.

Las recientes declaraciones de Novillo en este blog no solo no despejan las dudas, sino que acrecientan la preocupación.

Hay un hecho evidente, aceptado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, propietaria de la plaza: Las Ventas requiere una profunda reforma porque se trata de un edificio de 1931 en el que la iniciativa pública ha invertido muy escasas dotaciones económicas para su mantenimiento.

Así, en 2022, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de entonces, Enrique López, anunciaba un proyecto de reforma que se puso en marcha a primeros de diciembre y que estaba dividido en tres fases, con un presupuesto inicial en torno a los 20 millones de euros.

¿Por qué se ha invalidado el proyecto de reforma de 2022? ¿Qué han detectado los técnicos para plantear la elaboración de un nuevo informe?

Las primeras cuadrillas de albañiles y pintores comenzaron el trabajo en ese último mes del año y estaba previsto que su labor se mantuviera hasta abril de 2023 como final del primer tramo. Pero el 16 de diciembre, solo 15 días después del inicio de la reforma, se produce un suceso político inesperado que trastocó los planes previstos: el grupo parlamentario regional de Vox votó en contra del proyecto de Presupuestos de la comunidad y el Gobierno se vio obligado a prorrogar los del año anterior.

Esta circunstancia paralizó las obras iniciadas; meses más tarde se celebran elecciones autonómicas en Madrid, gana por mayoría absoluta el PP y la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, elige a nuevos miembros para su ejecutivo. Sale Enrique López, y Carlos Novillo, hasta entonces viceconsejero de Interior, pasa a ser consejero de Agricultura, Medio Ambiente e Interior de la Comunidad de Madrid.

Pero se produce entonces un hecho insólito: los albañiles y pintores no vuelven a Las Ventas, la Comunidad hace mutis por el foro y guarda silencio. De hecho, este blog solicita el 12 de septiembre de 2023 una entrevista al consejero Carlos Novillo con la rehabilitación de la plaza como tema central, pero la agenda del político aplaza el encuentro hasta el 2 de febrero de 2024.

Es entonces cuando la Comunidad de Madrid informa de manera oficial —ni un solo comunicado oficial hasta la fecha sobre la interrupción de las obras— que ha habido un cambio de planes: el nuevo Gobierno decide guardar en un cajón en plan anterior —el de las tres fases y 20 millones de presupuesto— y encarga a la empresa pública Planifica Madrid un estudio en profundidad de la situación de la plaza al que se adjudican 13 millones.

El ruedo y los tendidos de la plaza de Las Ventas, intensamente nevados en enero de 2021.
El ruedo y los tendidos de la plaza de Las Ventas, intensamente nevados en enero de 2021.

¿Por qué?

Novillo se va por las ramas, no responde a la pregunta y se limita a decir que los técnicos han considerado la necesidad de llevar a cabo un estudio en profundidad de la situación del edificio antes de reiniciar las obras, y alude al daño que produjo en él la intensa nevada del fenómeno Filomena, en enero de 2021.

¿Por qué se invalida el proyecto anterior? ¿Qué han detectado los técnicos para plantear la elaboración de un nuevo informe? ¿Por qué la Comunidad persiste en su política de silencio? ¿Qué está pasando en Las Ventas que la opinión pública desconoce?

La realidad es que la reforma está paralizada y, según las palabras del Consejero, no existe plazo alguno ni para el comienzo de las obras ni, mucho menos, para su finalización.

Mientras tanto y de modo simultáneo se produce otra circunstancia curiosa. El centro del ruedo de Las Ventas está ocupado por una carpa donde se pueden celebrar bodas, bautizos y comuniones, pero permanece vigente la prohibición de organizar espectáculos que obliguen a la ocupación de los tendidos, a excepción de los festejos taurinos. Y la razón es la misma que adujo la entonces alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, cuando echó un jarro de agua fría a los planes de conciertos y eventos multitudinarios que traía bajo el brazo el empresario Rafael García Garrido: la seguridad.

Sin alarmismo, pero con realismo; alguien debería explicar a la opinión pública la verdad sobre el estado del edificio de Las Ventas

Se pueden celebrar corridas con el aforo completo (22.964 espectadores), pero no otros espectáculos que obliguen a la ocupación de los tendidos, aunque sea a la mitad.

Argumenta Novillo que un concierto no figura en la licencia de edificio, y sí los festejos taurinos. Pero la seguridad, se entiende, debiera ser una exigencia igual para todos.

O sea, que no sabe por qué el Gobierno de la Comunidad de Madrid paralizó la reforma iniciada en 2022 y que debiera finalizar en el presente año; se desconoce el estado actual del estudio que lleva a cabo la empresa Planifica Madrid; se desconocerán, a tenor de lo ya sucedido, las conclusiones de ese informe, y no se sabe cuándo podrían reiniciarse las obras y cuál podría ser la envergadura de las mismas.

Mientras tanto, sin que se sepa si el edificio de Las Ventas cuenta con las garantías de seguridad necesarias, se siguen celebrando espectáculos taurinos con el aforo completo por una decisión política —el Gobierno de Madrid alardea de su apoyo incondicional a la tauromaquia— que permite todo tipo de conjeturas malévolas.

Sin alarmismo, pero con realismo: alguien debería explicar a la opinión pública la verdad sobre este asunto; la ausencia de transparencia no es la mejor política.

Síguenos en Twitter
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Antonio Lorca
Es colaborador taurino de EL PAÍS desde 1992. Nació en Sevilla y estudió Ciencias de la Información en Madrid. Ha trabajado en 'El Correo de Andalucía' y en la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Ha publicado dos libros sobre los diestros Pepe Luis Vargas y Pepe Luis Vázquez.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_