Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aramburu sobre la adaptación de ‘Patria’: “Ya no puedo pensar en los personajes con la cara que les ponía”

El escritor se encuentra con Aitor Gabilondo, responsable del proyecto, un día después del estreno de las primeras imágenes de la serie

Ruiz Mantilla, Aramburu y Gabilondo, en Segovia.
Ruiz Mantilla, Aramburu y Gabilondo, en Segovia.

Fernando Aramburu ha visto las primeras imágenes de la adaptación de su obra Patria para la plataforma HBO y su mente está “colonizada”: “Ya no puedo pensar en los personajes con la cara que yo les ponía”. El escritor se ha reunido este domingo con Aitor Gabilondo, quien dirige el proyecto, y el periodista Jesús Ruiz Mantilla en lo que ha sido el último acto del Hay Festival Segovia.

“Me confirman mi confianza narrativa en el equipo”, aseveraba antes de su intervención Aramburu. Las imágenes le han producido “una honda impresión” de tipo estético, pues las describe como “de gran belleza y al mismo tiempo muy emocionantes”. Se trata de cinco vídeos que se estrenaron el pasado sábado en el Festival de San Sebastián, si bien solo se han difundido al público 20 segundos: una única escena en la que una mujer corre hacia el cuerpo tendido de un hombre, en medio de un puente y una intensa lluvia.

La publicación de Patria produjo un revuelo en la sociedad vasca y española, un debate que su autor no duda que volverá a surgir con la serie. “Espero que sea igual de pacífico y razonado”, apostilla. Pero no se resistió ni se resiste a hablar sobre la violencia de ETA, aún siendo desde la ficción, y de lo que produjo dentro de cada casa, apartando radicalmente la idea de los bandos y centrándose en las contradicciones personales que genera convivir con el terror.

Las voces de sus nueve personajes sobrecogieron a Gabilondo, quien encontró en ellos parte de sí mismo, de su propia identidad, y la necesidad de llevarlos a la pantalla. Como apuntó el periodista Ruiz Mantilla, la coralidad y sonoridad de los diálogos casi parecían abocados a ser trasladados a un medio audiovisual. Gabilondo tuvo claro que tenía que ser en formato serie, pues le resultaba imposible condensar en 120 minutos todas las emociones de la obra. Recalcó, sin embargo, que se trata de un proyecto diferente al libro, si bien intenta captar todo su espíritu. Él lo resume como un camino “crudo y doloroso” a un abrazo que es necesario relatar, especialmente para las nuevas generaciones.

El respaldo de HBO lo ha conseguido “fácil”, bromeó. “Me dijeron que no buscaban historias originales, sino puntos de vista diferentes y les dije: lo tengo”. Ha confesado que una de las motivaciones de llamar a la puerta de la plataforma fue que eran extranjeros. Temía que los sentimientos y debates que suscita la historia pudieran inferir en los productores y acabasen siendo una cortapisa creativa. 

Aramburu ha declarado que le gustaría poder ver la serie a solas y que “sueña” con el día que salga, pero habrá que esperar hasta 2020.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >