Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA i

Tronos

Me preparo para el gran banquete con 'Juego de tronos' en una noche venturosa

En vídeo, tráiler de la última temporada de 'Juego de tronos'.

Otras columnas del autor

Aunque mi vida social sea casi inexistente y solo me dedique a la épica y dura tarea de intentar soportarme, de vez en cuando hablo con otras personas e invariablemente citan con síntomas de encantamiento y terror una serie titulada Chernobyl. Y me miran con estupor cuando respondo que no la he visto. La exhibe HBO y mi patológica incapacidad para disponer de tabletas, ordenador, smartphone,esas cosas tan sabias e imprescindibles (hasta los bebés están convencidos de ello) para vivir o sobrevivir, no me permite acceder a la indiscutible reina de las series, a la calidad como norma. Guardo con mimo esas ficciones mitológicas en formatos de DVD y Blue-ray, pero ya es un mundo en agonía. También anacrónico según los infinitos yonquis de las nuevas tecnologías.

Pero dispongo desde hace un tiempo de una televisión que asegura ser inteligente y que con frecuencia me vuelve loco. En ella veo Movistar y Netflix. Y en la programación de la primera anunciaban la última temporada de Juego de tronos, mi mayor anhelo, a partir de un determinado día de junio. Y me preparo para el gran banquete en una noche venturosa.

El primer capítulo solo es discreto. Me encanta el segundo. Gente convencida de que al día siguiente puede o va a morir, con tanto miedo como determinación, haciéndose confidencias íntimas, recordando, emborrachándose. Y la batalla del tercero es puro espectáculo. Le acusan de ser oscuro, de que no se ve nada. En mi tele sí. Ha llegado el invierno y la inacabable noche. ¿Qué esperaban los decepcionados, luminosidad? Y ya no puedo ver más capítulos. Un rótulo me informa de que a mitad de julio exhibirán los tres restantes. Y me encabrono, me siento estafado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información